Inicio > "Empatía", GhostBusters, Neurociencia > El Brain Training en la picota

El Brain Training en la picota

brain-training Ya hace más de un año me entrevisté con el director del Instituto Cajal de Madrid, centro paladín de la neurociencia española. Me comentó que Nintendo había requerido la utilización de su sede madrileña para la presentación oficial del Brain Training en España, y que habían declinado amablemente el honor. Yo me sentí aliviado, porque hasta ese momento me sentía solo en la crítica a esa especie de cuadernillo digital de sopas de letras, crucigramas y juegos intelectuales que disfrutan millones de personas desde hace décadas en su económica versión gutembergiana.

Recientemente han surgido unas consistentes críticas a este producto, que afirman que tiene la misma utilidad que jugar en la versión lúdica del invento, la célebre consola DS de Nintendo. Pero no es que el Brain Training no sirva para nada, sino que se ha sobrevalorado, porque dudo mucho que no tenga algún efecto de mejora sobre, por ejemplo, la capacidad de cálculo mental, si uno usa uno de esos juegos concretos. Habrá que ver qué tipo de test de inteligencia han usado, y si se ha realizado -o divulgado, que ya sabemos todos cómo es determinada prensa, y tampoco conocemos la intencionalidad del estudio- una media de los resultados que oculte un valor destacable en este tipo de tareas, porque ello significaría que el ejercicio de cálculo mental que hemos practicado y continúa realizándose en los colegios no sirve para nada, o que la plasticidad neural es un bluff. Y no, claro, ahora no vamos a hacer leña del árbol caído negando tajantemente cualquier tipo de beneficio al noqueado aparatito. Esperemos la respuesta de Nintendo al estudio, seguro que mejorará mucho los siguientes juegos por la cuenta que le tiene.

La cuestión es, pues, que el Brain Training sirve para lo que sirve: para mantener cierto tipo de capacidades en forma en personas con baja actividad cerebral, jubilados y ancianos desocupados anclados a la caja tonta que atonta especialmente en invierno, cuando no apetece salir a dar los saludables paseos que necesitan. Negar cualquier efecto positivo al cacharrillo sería mentir, porque es innegable que nintendo-logoproduce una activación de las áreas cerebrales relacionadas con las tareas que se realizan, lo que implica un aumento de la irrigación sanguínea y todas esas cosas que no viene a cuento ahora pormenorizar.

Y advierto que aunque ahora lo parezca, ni estoy sufriendo un incontenible brote de  compasión como si fuera un boboempático cualquiera, ni soy en absoluto un defensor del Brain Training excepto en estos casos. De hecho mi madre, de 68 años de edad, me dijo casualmente hace unos días que pensaba comprarse uno, y me pareció una excelente idea. Incluso le he recordado que ya hace tiempo se lo había recomendado, pero se había negado porque estaba hasta la coronilla de reñir a sus nietos por pasarse el día con la DS, y había llegado a tomarle manía.

Pero al margen de su utilidad, a los sufridos emprendedores y empresarios tecnológicos del ámbito neurocientífico nos revienta –al menos a mí, aunque supongo que no soy el único– que se hayan gastado la millonada que ha costado el desarrollo y comercialización de unos jueguecitos que no aportan nada a la humanidad más que lo que ya hace un modesto librito de pasatiempos. Nos parece que tienen mucho dinero pero pocas ideas, y sobre todo, poco brillantes.

Porque lo que el ser humano necesita urgentemente en general no es mejorar su capacidad de cálculo mental, ni su memoria a corto plazo, ni su coordinación oculomanual, lo que necesitamos –y ese sí que es un buen negocio, y socialmente responsable de verdad– las personas en particular y la sociedad en general de forma imperiosa es aprender a pensar mejor, y mejorar consecuentemente lo que hacemos con nuestra mente, que es casi todo. Pensar mejor nos ayuda además a sentirnos mejor. Necesitamos instrumentos para entrenar un pensamiento más racional y menos emocional, para pensar con la cabeza en lugar de con las vísceras, para que como resultado de esa cognición optimizada, haya más personas que están en el mundo para mejorarlo, en lugar de perjudicarlo. Y para eso, el Brain Training y sistemas similares sirven tanto como un olmo para producir peras.

 

 

 

advertencia blog g

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: