Inicio > GhostBusters, Inteligencia (M)Emocional > El origen del movimiento de la Inteligencia Emocional

El origen del movimiento de la Inteligencia Emocional

A menudo pensamos, orgullosos, que nuestras ideas son nuestras, fruto de nuestra formación y experiencia, pero nos equivocamos. Nuestras ideas son fruto de la interrelación entre el contexto sistémico en que vivimos y nuestro propio sistema humano, aunque para ser ecuánimes hay que decir que no a todo el mundo le ocurre que el contexto se apodera literalmente de su pensamiento.

En la cultura en general y el arte en concreto también ocurre este fenómeno; unas corrientes y otras se suceden movidas en unos casos por la simple reacción, pataleta o deseo de distinguirse de lo que se desprecia, como el romanticismo surgió como reacción al racionalismo propio de la Revolución Industrial, pero fue finalmente derrotado por el neoclasicismo que supuso una vuelta al pasado clásico grecolatino, y al que finalmente correspondió dar paso al impresionismo. Y así hasta hoy.

La Formación es una manifestación cultural más, igual que gran parte de su sector matriz, los Recursos Humanos; y como tal ambos están sujetos al eterno pendular de la vida. Si nos proponemos analizar la corriente new age actualmente imperante necesitamos saber qué es lo que ocurría antes; y conociendo las características de lo previo, podemos prever las características de lo nuevo, porque simplemente serán su opuesto: a la primacía de la razón le sigue la primacía de la emoción, que termina sucumbiendo por una oleada de racionalismo… y así sucesiva e interminablemente. Es normal que ocurra, pero no de la misma forma: hay ocasiones en que el movimiento pendular no necesita llegar a los extremos, sino que puede moverse suavemente alrededor del centro, sin agresivas polarizaciones extremas.

Es bien sabido que el movimiento ideológico de la Inteligencia Emocional surge como reacción a la publicación del libro The Bell Curve, en el que se explica que la mayor parte de los puestos directivos están ocupados por personas con un Cociente Intelectual alto. La publicación posterior del primer libro de Goleman supuso para muchos una profecía ansiada, el descubrimiento de la Tierra Prometida para los desterrados por el terrible veredicto de un frío CI, que para más inri es hereditario en gran medida.

Goleman, como un Carlos Marx redivivo, ofreció al proletariado, a los débiles, frustrados o fracasados, una nación en la que crecer y multiplicarse, pero sobre todo inexpugnable para los embates de su mortal enemigo: la razón.

 

 

 

advertencia blog g

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: