Inicio > Empresa, GhostBusters, Psicología > Del Mira Quién Baila (MQB) al Mira Quién Lidera (MQL)

Del Mira Quién Baila (MQB) al Mira Quién Lidera (MQL)

Uno de los más célebres buzzwords de las últimas décadas es el nada -pero nada de nada, ¿por qué será?- controvertido asunto del liderazgo. Diseñado como un producto de consumo empresarial y político mediante hábiles operaciones de marketing, puede aventurarse sin caer en la simple falacia cum hoc ergo propter hoc la afirmación de que ha contribuido al deplorable estado actual de las cosas, por varias razones.

La primera es el erróneo enfoque. Ya advertía el genial Milton Erickson a sus discípulos que no debían tratar de imitarle, porque ello evidenciaría enfocar la atención en el dedo que apunta a la luna en lugar de al satélite señalado; dicho de otro modo, intentar imitar sus únicos e irrepetibles gestos y actitudes equivale a no entender las técnicas y estrategias de fondo, quedándose en las manifestaciones externas, en las conductas groseras. Lamentablemente ni su principal difusor, el psicólogo americano Jeff Zeig parece haber hecho caso a las recomendaciones de su mentor, y quien le haya visto en acción -hace diez años que no le veo, quizá haya mejorado- habrá comprobado por sí mismo que no pasa de ser un excelente teórico pero un mediocre terapeuta y peor imitador.

Esto nos permite darnos cuenta de que el enfoque correcto debe ser otro, y más precisamente, el opuesto; no son las competencias -absurdo palabro donde los haya- o habilidades lo que define a un líder, sino la coherencia con respecto a los principios de su pensamiento y acción: los valores.

Pero llegar hasta aquí no nos aclara ninguna incertidumbre, porque todo hijo de vecino habla de los valores como algo muy importante y que los demás parecen haber extraviado aunque esos demases opinen justo lo mismo hacia los demás demases. Es decir, que no es que exista una carencia de valores sino errores en su jerarquización, lo que nos arroja de narices contra el muro de un lógico dualismo: valores/antivalores (porque un valor mal jerarquizado se convierte en antivalor), adaptativo/recesivo. Y lamentablemente, el modelo de liderazgo que se ha difundido hasta ahora es -como siempre generalizo- claramente recesivo, por estar basado el erróneo enfoque antes mencionado: competencias en lugar de valores. Quizá alguno haya conseguido liderar más eficientemente tras un cursillo acelerado, quizá muchas buenas personas y buenos profesionales hayan mejorado su capacidad de atraer a los demás, pero también lo han conseguido malas personas y peores profesionales, por lo que el método no sirve más que para hacerse más atractivo independientemente de que se sea líder adaptativo o por el contrario líder recesivo. En resumen es como enseñar a preparar cócteles molotov en el colegio, a unos les parecerá un interesante experimento mientras que otros aprovecharán para satisfacer sus ansias de venganza contra quienes creen que les relegan injustamente a la mediocridad obteniendo mejores calificaciones que ellos en los exámenes.

Así pues, la segunda de las razones de la crítica al actual fenómeno del liderazgo es su carácter relativista por estar centrado en lo externo, por confundir causas con consecuencias, por relativizar los valores. El líder recesivo está enamorado de sí mismo; tanto le mimaron sus papás, tan increíblemente bellas le resultaban a su edípica progenitora hasta sus caquitas, que condicionaron a un narcisista patológico y feminista o afeminado, poseedor de una mente adicta al brillo que sólo busca satisfacerse a sí misma, escucharse a sí misma en una suerte de onanismo mental que le impulsa inconteniblemente a pasar por encima de cualquier cosa -cualquier cosa- con tal de aparecer en público vestido de Capitán América a recibir el loor de multitudes que -por supuesto, no faltaba más- un superhéroe como él merece.

Sí, queridas señoras, aunque ustedes no sepan que son las causantes, curiosamente entre el 50 y el 75 % de los narcisistas son varones, nenés de sus mamás. Quizá debiéra haber dicho somos por aquello de la prudencia, pero sinceramente no me da la gana, no voy a ponerme a la altura de ciertos coacheados personajes por aparentar ante ustedes una diplomacia que ya saben que, sin ser del mismo Bilbao, no me caracteriza precisamente. ¿Debería ser más diplomático concretamente en este asunto? La Wikipedia me saca de dudas:

"La personalidad narcisista se caracteriza por un patrón grandioso de vida que se expresa en fantasías o modos de conducta que incapacitan al individuo para ver al otro. Su visión de las cosas es el patrón al cual el mundo debe someterse. Para los narcisistas el mundo se guía y debe obedecer a sus propios puntos de vista, los cuales considera irrebatibles, infalibles, auto-generados. Las cosas más obvias y corrientes, si se le ocurren a él o ella, deben ser vistas con admiración y se emborracha en la expresión de las mismas. Hay en el Narcisista una inagotable sed de admiración y adulación. Esta necesidad lo incapacita para poder reflexionar tranquilamente y valorar serenamente la realidad. Vive más preocupado por su actuación, en cuanto al efecto teatral y reconocimiento externo de sus acciones, que en la eficacia real y utilidad de las mismas. En resumen, las personas narcisistas, aún cuando pueden poseer una aguda inteligencia, esta se halla obnubilada por esa visión grandiosa de sí mismas y por su hambre de reconocimiento. Llama la atención, entonces, cómo muchas personas pudiendo ser exitosas, productivas y creativas, someten su vida a aduladoras mediocridades. Cuando los narcisistas ejercen posiciones de poder, se rodean de personas, que por su propia condición, son inferiores a él o ella, y de otras, que le harán la corte solo en función de un interés mezquino. Ellas, drogadas por su discurso auto-dirigido, no son capaces de reflexionar y escuchar lo que el mundo externo les grita.

En la otra cara de la moneda, la personalidad narcisista es, en sí misma, una forma de supervivencia. Hemos visto en el mito cómo Narciso es el producto de una acción terrible. La personalidad narcisista nace de una violencia, de un terrible trauma, de una herida inferida al individuo en sus primeras etapas del desarrollo o antes, cuando la herida es la madre y ella trasmite al hijo su resentimiento, su dolor, su rabia y su temor. Se refugia, el traumatizado, en su propia imagen de grandiosidad, ello le permite elevar su maltrecha auto-estima y sentirse un poco mejor consigo mismo. Su hambre insaciable de reconocimiento se asila en la admiración y la adulación de quienes lo circundan.

El narcisista es una persona que puede ser muy exitosa, en cuanto al brillo externo se refiere. Él no se plantea dudas en cuanto a la realidad de sus ideas, sean estas brillantes o no. Así vemos cómo personas con una inteligencia mediocre y una cultura pobre escalan posiciones sorprendentes; para ellas el recapacitar no existe. Aún las más insulsas ideas son expresadas con un espíritu mesiánico, se enamoran de las ideas de otros y las hacen propias sin la más mínima consideración moral ni ética. Estos últimos logran capitalizar a una horda de narcisistas depresivos que creen, ingenuamente, en la verdad expresada por el pseudo-maestro. Ellos lo seguirán fielmente, no importa cuán errado esté:

"Sobre la pena duermo solo y uno, pena es mi paz y pena mi batalla, perro que ni me deja ni se calla, siempre a su dueño fiel pero importuno." Escribe Miguel Hernández, retratando esta suerte de personalidad del narcisista depresivo, siempre fiel, signada por la tristeza derrotada, que busca, con más ahínco que éxito, alguien en quién creer, alguien en quien confiar el remedio a sus miserias. De estas melancólicas soledades esperanzadas se nutre el Narcisismo. La simbiosis se completa con la satisfacción a medias, con un hueco de hambre y sed, que nunca se llega a colmar.

El recurso de la mitología nos brinda la imagen para la comprensión de la conducta y el mito de Narciso es concluyente en la terrible frase del oráculo: "El niño tendrá larga vida si nunca se observe a sí mismo." Así en la no reflexión es donde puede sobrevivir este personaje. Sin embargo, Narciso, en castigo a su ser desalmado, es transformado en una planta que da unas flores muy bellas, de olor nauseabundo, y estéril de fruto. Y nos dice el mito que en este tipo de personas hay, a pesar de su apariencia, algo que huele muy mal."

Anuncios
  1. Vicentebsarabia
    20/07/2010 en 15:44

    Hoy tengo un poco de tiempo y he decidido aportar (aunque sea por fastidiar) una opinion acerca de la imitacion : Un niño necesita una referencia para tener los cimentos, por lo tanto imita al modelo ,este puede ser de los padres,abuelos,la directora de la casa de acogida,etc. En mis 63 años por este valle de lagrimas y alguna que otra risa(pocas) me he encontrado hasta conmigo mismo y de casi todo, pero lo que he visto repetido constantemente en los humanos es la falta de coherencia ,la falta de madurez y mucha palabreria que desgraciadamente no soluciona los problemas que nos acosan diariamente. El ejemplo mas inmediato y exponente de la palabreria hueca,vana,vacia,sin sentido, infantiloide,desvergonzada,trilera,ridicula ,demencial,enfermiza,de psiquiatrico,de juzgado de guardia,de carcel con cadena infinita, infame,insultante a la inteligencia mas normalita,blasfema y por ultimo cualquier adjetivo hasta terminar con el diccionario y continuar inventando mas ,todos ellos dirigidos en primer lugar al MAYOR INUTIL DEL REINO= J.L. RODRIGUEZ ZAPATERO. En segundo lugar a su gran valedor sr. MARIANO RAJOY y que gracias a este ultimo ha sido posible que esta basura de personaje continue en la moncloa. Dice Pio Moa que la gran desgracia de españa no es zapatero sino Mariano Rajoy pues el primero no hubiera sido posible sin el segundo.Independientemente de la opinion hay una realidad ,esta realidad es la brutal caida de la economia y algo que no solemos sacar a relucir pero que es lo peor:”lA ESPERANZA”.No tenemos esperanza,nos la han robado estos quinquis trileros del tres al cuarto que todos…TODOS,desde el rey hasta el ultimo que ha metido la mano al cajon de una u otra forma han intervenido en esta catastrofe y que por cierto: No han dicho esta boca es mia mientras desguazaban el estado y se repartian los despojos pero eso si,siguen cobrando su asignacion mientras los inocentes se suicidan o se ven en la mas absoluta de las miserias,otros con mas suerte tiene el colchon de la familia hasta que quiebra la misma pues el gran bastardo les acaba de bloquear la subida del ipc que es igual a bajarle la pension,asi y en cuatro años una buena parte tendra un poder adquisitivo tan bajo que se morira de hambre o de asco,asco al comprobar que la palabreria no soluciona los problemas de los ciudadanos. Decia aquel que:” Por sus obras les conocereis” y la obra de este bastardo y sus mariachis sera recordada en los años venideros. Saludos cordiales a la buena gente.

  1. 10/06/2010 en 08:47

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: