Inicio > Empresa > 29 tendencias en RRHH o cómo seguir dando palos de ciego

29 tendencias en RRHH o cómo seguir dando palos de ciego

despido En más de una ocasión escribimos por escribir, o por la obligación de ganar o mantener la propia relevancia en las redes sociales, resultados de Google y demás chismes de comunicación: hablamos demasiado. Particularmente prefiero escribir cuando tengo algo que decir que considero importante, en parte porque considero que así debe ser, en parte por no contribuir al ruido generador de confusión; y coherente con mi estilo, siendo crítico y no palmero con las buenas intenciones que asfaltan el camino del infierno.

 

Hoy, de vuelta de las vacaciones que espero hayan sido agradables para todos, me he topado con una joya que merece unos minutos de reflexión, se trata de las 29 tendencias principales en RRHH, que me he permitido criticar en cursiva a continuación de cada una, y son:

 

1. Trabajo por objetivos. Bien.  

2. Conversión de personas en Unidades de Negocio: vinculación creciente a resultados por cada uno de los trabajadores, garantizando la aportación individual a beneficios. ¿Cómo lo consigue un conductor de autobús o del metro, o esa gran parte de los 3,1 millones de funcionarios que tenemos en España? ¿Y si, pese a nuestros denodados esfuerzos –que es lo más probable vista la eficiencia de los intentos hasta ahora– no conseguimos que sean productivos? 

3. Verdadera convicción de los miembros de la organización en su enfoque hacia el cliente. Hablar y sentar cátedra es muy fácil, pero ¿no se han parado a pensar que el trabajador también tiene que enfocarse hacia su principal cliente –si es una “unidad de negocio”, su primer cliente es su jefe y su empresa–? ¿Qué se prioriza entonces? Porque si no hay prioridad, no hemos hecho más que hablar por hablar.  

4. Potenciar el talento como ventaja competitiva. Me daría la risa si no fuera porque la cosa es seria: ¿quién es el que define lo que es el talento? ¿y cómo se hace para potenciarlo? ¿quién describe el método para desarrollar el talento, máxime en la España de su antónimo el talante?  

5. Formación continua en conocimientos y en la gestión de las emociones. ¿Trabajamos o nossonrisa formamos continuamente? ¿Y los reponedores de los hiper? ¿Hay suficiente conocimiento para formarles continuamente en lo relativo a su función o les matriculamos en un MBA? ¿Y por qué narices y a través de qué medio uno tiene que aprender a gestionar sus emociones? Mi “amigo” Jesús Vázquez pensará que soy “loqueseáfobo”, pero coincidirán conmigo en que los capullos, bordes, muermos y amargados también tienen derecho a la vida y al trabajo, y con las diferencias podemos hasta hacer chistes de esos que le gustan tanto. ¿Tanta insistencia en la “felicidad” general no les suena demasiado a Un mundo feliz?. ¿No sería más fácil desarrollar un poco de tolerancia a la frustración? No, realmente no, nos creemos demasiado importantes.   

6. Appreciative inquiry (apreciar, valorar, darse cuenta). ¿Ein? ¿Al capullo también? ¡Cuanta inmadurez y dependencia emocional padecemos, siempre pendientes del halago de los papás!    

7. Redes Sociales en RRHH. Las redes sociales como motor de búsquedas y gestión interna. ¿Y cuándo trabajamos? ¿Y también tenemos que “appreciative inquirear” cualquier opinión, como esta lista de 29 tendencias, por ejemplo? Pues apañados vamos.  

8. Crecimiento del E-learning. ¿Crecimiento? Será mejora, ¿no? Porque la valoración del usuario profesional de lo que hay en el mercado es bastante mejorable, dicho así por ser prudente. ¿O vamos a seguir obligando a perder el tiempo a los trabajadores? ¿Y la conciliación? Ah, ya entiendo, conciliar la vida profesional con la personal significa que además de trabajar en la oficina, trabajen en casa, ¿no?.  

9. Responsabilidad Social Corporativa. ¿También? ¿Otro objetivo? No, si al final menos currar, vamos a ir a la empresa a hacer hasta obras sociales… en el tiempo libre que nos quede después de trabajar, de desplazarnos, de estudiar unos cursos con e-learning, ocuparnos de la casa, de la compra, hacer los deberes con los hijos… El que se invente una pastilla para dormir sólo una hora se forra. 

10. Seguridad y salud en el trabajo. ¿Y esto es una nueva tendencia? ¿O ya estamos otra vez con el rollo de las (m)emociones?  

11. Conciliación: equilibrio entre trabajo y familia. ¡No te digo! ¡Y entre la actividad y el descanso! ¿Y trabajar cuándo? Aclárenseme, por favor. 

12. Gestión de la diversidad (igualdad de oportunidades) y del entorno global. Y ahora resulta que gestionar la diversidad no es aceptar al diferente, sino que todo el mundo pueda llegar a jefe, hasta el que no quiere. Pero el capullo no, ése no, ¡ni hablar!  

13. Coaching ida y vuelta (jefe – empleado). ¡Eh! ¡Y la suegra! ¡que nadie se preocupa de la pobre mujer y luego pasa lo que pasa!.  

14. Cambio en el estilo de liderazgo, tomando el concepto de directivo/persona que desarrolla personas. Yo, si fuera el presidente del colegio de psicólogos, les demandaría por intrusismo profesional o les exigiría a que cambio les dejasen a ellos gestionar las empresas. Y eso por no pensar que quizá el que necesite desarrollo sea el directivo, sobre todo si es de RRHH. 

15. Motivación a futuro, L. T. I. o Incentivos de Largo Plazo. Sí, como en Cuba: tranquilo, que siempre vas a tener una casa y un plato de arroz con frijoles que echarte al coleto, te puedes relajar. O prometer hasta …, y después de …, llega la siguiente crisis y nada de lo prometido.

16. Trabajo a domicilio. Y escorts full service para los fines de semana, y pornopayasos para entretener a los hijos, porque es que uno llega muy cansado de liderar y no puede darles la imprescindible educación sexual desde los tres años. 

17. Gestión Estratégica de la Comunicación Interna. Comunicación más fluida y horizontal. Redes sociales internas, comunidades de empleados y otras plataformas que mejorarán la comunicación, la motivación, el intercambio, el compartir ideas, los valores de equipo, el orgullo de pertenencia. ¿Pero estratégica, eh? Nada de cualquier cosa: estratégica, que si no, no vale.   

18. Gestión de valores y del compromiso con la estrategia. ¿Valores? ¿Cuáles? ¿Los de quién?  

19. Extensión de marca a las personas: Adecuación de los perfiles y comportamientos a la experiencia vivida por el consumidor, logrando convertir la publicidad en realidad. Y el genio de la lámpara de Aladino al paro, ¡qué insensibles!.  

20. Gestión de nuevas fórmulas de colaboración: contratación, freelances, teletrabajadores, grupos de empresas, alianzas estratégicas. Sí, colaboración y alianzas con los que tampoco tienen para pagar las nóminas a fin de mes. Al final acabamos en el trueque. 

21. Outsourcing de procesos administrativos. Y de directores; el jefe a la pu… calle.  

22. Escasez crónica de personal técnico y mandos medios. ¿No es de chiste? Llevamos ya veintitantos entre gestores, líderes y coaches y resulta que ahora nos faltan trabajadores. 

23. Eliminación de tareas que no aporten valor. A este es que le ha dado demasiado el sol este verano, no le hagan mucho caso. 

24. Gestión de la multiculturalidad. Eso, y a las adúlteras, que las lapiden y a los maricas que les cuelguen de una grúa, que hay que respetar todas las culturas.

25. Desarrollo profesional sostenible. ¿Eso es que todas las trabajadoras lleven sostén?

26. Prolongación de la vida laboral: La edades de jubilación se extenderán. Normal, ya no nos jubilaremos nunca, porque no va a haber para pagar las pensiones. 

27. Menos empleados y más personas emprendedoras. ¿Ein? Nooooo, todos Bill Gates, y que trabaje el Tato (el técnico).

28. Directores de RRHH convertidos en gerentes de compañía. Vamos, ¡faltaría más! Y elección de presidente del gobierno por sorteo entre todo pichichi…  total, mejor que el que tenemos, casi cualquiera.

29. Adaptabilidad TOTAL de la empresa al cambio. O sea, seguir cargándonos las empresas, las familias, el país, el mundo… 

 image

 

Estas veintinueve tendencias han sido extraídas del debate generado en el grupo Recursos Humanos 2.0 de Linkedin.  ¿Se acuerdan del chiste de los remeros? Pues me da que como sigan o se instauren estas 29 tendencias, acabaremos así.

A no ser que recuperemos la cordura de una vez y terminemos de entender que la personalidad humana, las relaciones laborales, el mundo empresarial… son sistemas complejos –demasiado complejos– para pretender abarcarlos, controlarlos, sistematizarlos, estructurarlos, modificarlos. Los sistemas complejos sólo pueden modificarse actuando sobre cada uno de los elementos igualmente complejos que los componen: las personas; y si estos son –como somos– demasiado complejos, resulta vano pretender dirigirlo desde arriba, desde la periferia, desde las habilidades, programas o competencias, en lugar de optimizar el Sistema Operativo Humano. Porque no hemos caído en la cuenta de que la mayoría de las tendencias en RRHH vienen de USA, donde –afortunadamente para ellos– existe el despido libre, que como en la competición deportiva, es el más eficiente optimizador del rendimiento humano y por consiguiente de todo el sistema del que formamos parte, sin tanta zarandaja que no es sino un buen negociete para unos cuantos listos. Empezar la casa por el tejado nunca es una buena opción.

 

advertencia blog

Anuncios
  1. Vicentebsarabia
    01/09/2010 en 22:15

    REAL COMO LA VIDA MISMA. Estoy TOTALMENTE de acuerdo en tu exposicion.Es la primera vez que lo hago desde que he comenzado en este blog.
    Sin ir las lejos,hoy habia quedado con mi hijo para ir a su piso y esperar que unos tecnico-transportistas instalaran una lavadora nueva,la hora las once treinta,han llegado a las cuatro de la tarde y no habian comido…Estaban “quemados”.Em realidad ,los tecnicos son autonomos,y la lavadora de ha comprado en una gran superficie .esta a su vez encarga la entrega a los antes indicados y su “puesta en marcha”… Lo de puesta en marcha es de risa.Tan solo han comprobado que llegaba corriente a dicha lavadora y se han marchado sin dar ni una sola explicacion. Soy una persona de sesenta y tres años y veo la evolucion de las cosas. No van a mejor,no lo digo por sistema,puedo dar miles de ejemplos pero seguramente algun “listo” ò algun cretino me tachara de “carroza”,pero me da igual si hay alguno que asi lo piensa,de verdad.Si yo no seria una persona conocedora de ciertas tecnicas,la instalacion de la lavadora no se habria efectuado.
    La competencia esta siendo tan feroz y tan brutal ademas de agresiva que la calidad cae en picado.Por eso me identifico plenamente con su articulo ademas,viene muy a cuento el encabezamiento humoristico.
    Creanme,he sido tecnico en maquinaria instalada en todos los lugares ,desde aeropuertos hasta hospitales.Hoy,me digo :Es un milagro que no existan mas accidentes .Se puede comprobar que los controles de calidad en materia astronautica son exhaustivos asi como en la preparacion del personal que orbita en torno a dicho proyecto.Digannme vds si estan familiarizados con algun departamento tecnico cuantas meteduras de pata no hay a lo largo de su vida profesional?.Pues eso,es imposible armonizar calidad y cantidad salvo en sistemas productivos en serie en que lo unico que interviene es la màquina y que una vez ajustada la misma solo es cuestion de vigilancia.De que le sirve a un medico tener una buena formacion si para revisar un “cliente” tiene cinco mminutos para hacerlo.Es materialmente imposible hacer una revision decente en ese tiempo.Puesa asi todo.Es por eso que por primera vez estoy TOTALMENTE DE ACUERDO CON SU ARTICULO.
    ¡Mi enhorabuena por ello!

  2. 03/09/2010 en 09:47

    La verdad es que a veces uno piensa que vive en un mundo aparte. Me gustó la crítica.

  3. 03/09/2010 en 17:27

    En resumidas cuentas: A partir de ahora, seguiremos haciendo como siempre. Pero en plan más radical.

    http://www.facebook.com/#!/photo.php?pid=117264&id=100000373676882&ref=fbx_album

  4. David Onrubia
    03/09/2010 en 17:37

    Creo que todo esto te lo deberías hacer mirar por un especialista. Cuídate.

  5. 03/09/2010 en 19:45

    Muy bueno el cómic, Michel, parece que ha habido una “confluencia planetaria” que nos ha hecho coincidir. No, si al final voy a ser un fan de esto de las redes sociales. (Advierto que hay que copiar todo el enlace y pegarlo en el navegador, porque sólo con lo que está hipervinculado no funciona.) Es todo un descubrimiento. Seguro que alguna vez te “fusilo” alguno, con tu permiso. Ya te he incluido en el blogroll y te seguiré todo lo que pueda. A Mikel y a Vicente seguro que también les gusta. A ver si sumamos fuerzas.

    Gracias, David, lo haré, seguro que me ayuda a ser -al menos- tan inteligente como tú.

  1. 04/01/2011 en 14:10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: