Inicio > Empresa > Las empresas no hacen formación (ni gratis)

Las empresas no hacen formación (ni gratis)

Formar a los empleados no está entre las prioridades de las empresas españolas. Y no es por la crisis: entre 2005 y 2009, las empresas han desperdiciado 835 millones en ayudas para la formación, ayudas que, para más inri, se han pagado con cuotas de empresas y trabajadores. Al final, las preocupaciones son otras y sólo 18 de cada 100 empresas aprovechan la formación bonificada.

Este es el resumen del artículo que escribe Javier Gilsanz en su blog economiaaloclaro, un artículo que es casi un estudio de mercado y que no hay que perderse (basado en un estudio de la Fundación élogos), en el que se lamenta de que tan pocas empresas aprovechen el dinero que están pagando por la formación de sus trabajadores.

No me consta que Javier sea un experto en formación y quizá por ello ha pasado por alto que en un sistema de libre mercado (lejos del ideal, pero más cercano que el de Cuba) el consumidor es soberano, y que nadie compra nada que no le interesa, mientras que el vendedor de productos interesantes para el consumidor tiene éxito. Y para muestra un botón: los fabricantes de teléfonos móviles, smartphones y tabletas reunidos en el Mobile World Congress están más que satisfechos con sus cifras de ventas.

¿Es tonto el consumidor? No, las personas compramos lo que nos apetece aunque sea una tontería para otros, y echar balones fuera intentando cargar las culpas en los destinatarios de los productos formativos no es más que una forma de ceguera de la realidad que sirve únicamente prolongar una agonía similar a la que están sufriendo cientos de miles de ex trabajadores de la construcción tras el estallido de la burbuja del ladrillo esperando la reactivación del mercado inmobiliario.

Ya hace años estalló la burbuja de la formación, y como en todo estallido que se precie, se produce una limpieza del sector, que expulsa a lo que no sirve y mantiene lo útil. En este sector se ha pasado demasiado tiempo pensando en plataformas, demasiado tiempo pensando en estándares, demasiado devanándose los sesos acerca de la sincronía y la asincronía, las cafeterías virtuales, los mundos virtuales, los contenidos de autor, realidades aumentadas, juegos serios, liderazgos, empatías e inteligencias emocionales… sin darse cuenta de que la estandarización es una plantilla que encorseta la creatividad y la innovación, que los estándares son un estupendo medio para estandarizar también lo malo, que lo importante no es la sincronía ni la asincronía, sino la calidad y –sobre todo– utilidad real del producto, etc. etc. etc.

Todos estos atributos de la formación no son nada sin una metodología realmente innovadora –o quizá precisamente son la venda que cubre los ojos de más de dos– pensada desde cero y que por consiguiente posibilite la construcción de unos productos idóneos, en los que la tecnología avanzada de la que disponemos sea un dócil servidor secundario, pero nunca al revés.

Anuncios
  1. viejo castor
    18/02/2011 en 21:19

    Que lejos queda cuando las empresas ponian TODOS LOS MEDIOS a disposicion del trabajador para que se formara lo mejor posible, cayendo gustosamente en la empresa el coste de dicha formacion…Desconozco en que terminarà todo esto pero, hoy por hay lo veo muy jodido y muy oscuro.
    Horas y horas malgastadas en una formacion que està fuera de la realidad.Los que han terminado sus estudios cuando echan su solicitud de empleo NO NOTIFICAN TODO CUANTO HAN ESTUDIADO PORQUE HAN LLEGADO A LA CONCLUSION QUE ES PEOR A LA HORA DE SER SELECCIONADOS. ¿No es esto una tragedia?

  2. Juanjo
    22/12/2012 en 20:11

    Se puede decir más alto pero no más claro. El problema no es que en España no se quiera formar, lo que no quieren las empresas es ser formado por ineptos.

    • 22/12/2012 en 20:21

      Efectivamente, están hartos de cantamañanas que venden charlatanería espiritual y emocional, y después, como no venden, se apuntarán a la siguiente moda, evidenciando que no tienen conocimientos, ni criterio ni vergüenza, además de que no sólo no sirve para nada sino todo lo contrario, es realmente perjudicial

  1. 24/02/2011 en 19:00
  2. 04/08/2011 en 19:12

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: