Inicio > Uncategorized > Matrix está más cerca

Matrix está más cerca

La triología Matrix suscita muchos recelos en personas que temen un futuro semejante al que se dibuja en la historia de Morfeo, Neo y Trinity, con seres humanos con sus cerebros conectados mediante un pincho, interfaz hombre-máquina que permite al cerebro adquirir habilidades en simuladores de entrenamiento o de cualquier cosa que puedan necesitar dentro de Matrix, el mundo creado para convertir al ser humano en una simple pila al servicio de las máquinas.

Sin embargo, Matrix es una obra importante sobre la que puede realizarse un análisis profundo previa eliminación la dramatización exagerada del absurdo interfaz y otros elementos que pueden distraer la atención de lo importante, que nos lleve a entender y a aceptar, como ya apuntan investigaciones como éstas, que la optimización del sistema nervioso gracias a entornos de entrenamiento virtual será una posibilidad real en un futuro no tan lejano como puede pensarse en un momento en el que el mundo civilizado está más preocupado por la supervivencia que por desarrollar habilidades sofisticadas.

Los estudios realizados por científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, Estados Unidos, sugieren que es factible identificar estados mentales diferentes correspondientes a pensamientos diferentes. Concretamente, el equipo de investigación, dirigido por el neurólogo Michael Greicius, pudo determinar a partir de datos de imágenes del cerebro si los sujetos del experimento estaban recordando sucesos del día, cantando en silencio para sí mismos, realizando cálculos mentales o simplemente relajándose.

Obviamente se trata de una aproximación gruesa a la lectura del pensamiento, pero la evolución del mercado de los interfaces cerebro-máquina actuales y el descubrimiento de materiales como el grafeno, vaticina avances en ese campo gracias al abaratamiento de los equipos y el desarrollo de softwares que interpreten la miríada de datos que producen los billones de núcleos individuales de actividad del cerebro y que pueden facilitar, por ejemplo, el guiado de sillas de ruedas con la mente, la seguridad activa de vehículos que detecten estados peligrosos en el conductor y no arranquen o le proporcionen los estímulos necesarios para centrarle en la conducción evitando distracciones y sueño, el lanzamiento automático de una llamada telefónica o mail a la persona en la que se está pensando. La tecnología tiene la última palabra, pero sólo en la parte máquina, por supuesto. 

Posteriormente se desarrollarán sistemas que, con base en los anteriores, permitirán asegurar la eficiencia en los procesos de entrenamiento, mediante la inversión del sentido de los interfaces cerebro-máquina en máquina-hombre con feedback constante; lo que certificará, por fin, la muerte de los conceptos educación, enseñanza y formación.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: