Inicio > GhostBusters, Uncategorized > Corporación Neuroestética

Corporación Neuroestética

corporación neuroestéticaSe publica mucha basura sobre estudios cognitivos con resonancia magnética funcional, incluso en Science y Nature… ¡Especialmente en Science y Nature!, afirmaba la neurocientífica del MIT Nancy Kanwisher en un seminario de neurociencia. Por un lado, Kanwisher se refería a la tendencia de las revistas científicas a publicar resultados impactantes aunque la metodología del trabajo sea débil, pero también quería reconocer que los estudios cognitivos con resonancia magnética funcional (fMRI) están de moda, y más en áreas como el neuromarketing o la neuroeconomía.” (Cita)

Algunos creemos que el siguiente salto evolutivo del ser humano será posible sólo gracias a las máquinas, aunque habrá que tener cuidado, porque como advierte Kanwisher, también se usarán neurocachivaches y neurocharlatanería diversos para confundir y hacer más manipulables a las personas, con propósitos comerciales o políticos. Es algo curiosa esta pretensión de manipular, porque bastaría hacer entender lo que implica el consumo, darse cuenta de que la mayor parte de lo que se consume es perfectamente prescindible y eso es justo lo que permite que la sangre del sistema social –el dinero– fluya por todos sus cauces y vericuetos dejando tras de sí el alimento que cada uno necesita… para entender que es imprescindible consumir, pero conscientemente, incluso como si de una limosna se tratase, porque en caso contrario la mayoría de la población estaría en el paro o volvería al campo a vivir una economía de subsistencia, o al estilo de los humanos que quedaron en la época de Mad Max. Pero parece ser que la humanidad aún no está preparada para una obviedad semejante y se buscan sistemas basados en la neurociencia para conseguir que uno consuma compulsivamente, neuróticamente, para compensar el displacer en el que viven.

Con la política ocurre otro tanto, no se vota al que mejor lo ha hecho y lo puede hacer, sino al que mejor emula al flautista de Hamelin, seducidos por la melodía irresistible que sesga positivamente la percepción del ratón haciéndole sentirse bien en su presencia o con su sola imagen (si están pensando en el de la sonrisa perenne, por ahí también van los tiros) por más infeliz que sea su existencia, o precisamente por ello, y desvalidos en su ausencia.

De modo que bienvenido sea el progreso que la neurociencia puede aportar a la sociedad, pero no pensemos que va a ser todo un camino de rosas; al amparo del aséptico nombre de la ciencia tratarán -como siempre- de colarnos falsas promesas de divinidad, liderazgos cósmicos y omnisciencia permanente con dos descargas eléctricas, un estimulador magnético de la amígdala o un supresor de la oxitocina o vaya usted a saber. Más o menos como ahora pero amparándose en resultados o presuntos resultados de investigación, como advierte Kanwisher. A ver cuántos directivos de RRHH y formación caen en la trampa. Se aceptan apuestas.

Ya no las hagan, han perdido.

#neurocharlataneria

#StopNeurocharlataneria

#neurocharlatanería

@rabiesan

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 08/06/2015 en 18:33

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: