Inicio > Uncategorized > ¿Los idiomas hacen a las personas o viceversa?

¿Los idiomas hacen a las personas o viceversa?

Lamentablemente el interesante estudio que se cita aquí no compara sus resultados con otros idiomas, ni tiene en cuenta multitud de circunstancias que podrían intervenir en la positividad o negatividad de una lengua, como la climatología, la orografía, la latitud, la fauna y flora, los recursos naturales… por lo que de él no puede extrapolarse ninguna conclusión sobre el carácter adaptativo o recesivo de idiomas concretos.

Lo que sí resulta valioso es comprobar cómo los hablantes del idioma inglés en concreto utilizan más palabras positivas que negativas, porque ello implica (como causa o efecto), sin duda y tal y como refleja la realidad, un carácter emprendedor, aventurero, osado, inconformista y una larga lista de atributos que ayudan a sus hablantes a mejorar el mundo que recibieron de sus padres.

Ahora bien, hay que advertir que, como bien sabemos en España últimamente, el lenguaje excesivamente positivo o positivista al margen de la realidad, de las propias capacidades y posibilidades, no hace sino crear perdedores positivos: personajes que no encajan bien en la sociedad y pretenden cambiarla a la medida de sus desnortados deseos en cuanto consiguen poder suficiente para intentarlo.

Está bien, pues, ocuparse del lenguaje, pero sin olvidar crear las condiciones para que las personas podamos utilizar términos positivos referidos a realidades posibles dentro de nuestras reales posibilidades. En caso contrario podríamos encontrarnos con un nuevo fantasma en el ámbito de la formación: vendedores de sistemas para positivizar artificialmente el lenguaje bajo la típica promesa de cambiar el destino cambiando el pensamiento.

Para los hispanohablantes la cosa no pinta tan bien, pero mejor de lo que podíamos pensar en este momento de la historia, porque los españoles somos los más cool de Europa y los terceros del mundo. A ver si logramos apegarnos más a la realidad y menos a la fantasía y el romanticismo y acabamos por reconquistar –por lo menos culturalmente– el mundo.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: