Inicio > Educación, Neurociencia, Psicología > Neurociencia del nacionalismo y el independentismo catalán (y los demás)

Neurociencia del nacionalismo y el independentismo catalán (y los demás)

Ayer escuchaba decir a un tertuliano en un debate en TV, a propósito del órdago independentista del gobierno de Cataluña –que no de Cataluña ni de la mayoría de los catalanes–, que no entendía el nacionalismo, no se hacía a la idea de cómo una persona podía abrazar tan recesiva ideología. Esa misma duda la llevo oyendo desde que tenía menos de catorce años.

Me explicaré, porque mi posición para entender la cuestión nacionalista es un tanto privilegiada, en parte porque soy vasco de nacimiento –maketo a muchísima honra pues la mezcla de ADN mejora la especie, lo que ha dado como resultado una hija preciosa y mucho más inteligente que yo– y habitante de San Sebastián hasta los 19 años, edad en la que, como consecuencia de la presión para aprender vasco que se cernía ya sobre los estudios universitarios y a la que me negué a plegarme, decidí irme a estudiar al odiado Madrid –donde todos eran unos chulos, como en Bilbao, hace ya treinta años.

 

Atrás quedaron los tiempos terminales del franquismo en los que asistía enfervorecido a los mítines de la izquierda y la izquierda nacionalista, recibía dinero de agitadores políticos para liarla lo más parda posible frente al restaurante Arzak, donde montábamos barricadas llameantes y apedreábamos a los grises, chapa de ikurriña en la solapa. En aquella época de mi vida, hasta la aborrescencia, compartí durante muchos años colegio, pupitre, meriendas, juegos y amistad con algunos de los terroristas más sanguinarios, como Eusebio Arzallus, Antonio Troitiño, y también con los encantadores hermanos del demente José Luis Urrusolo Sistiaga, entre otros. Por lo tanto, como podrán colegir a estas alturas y como le ocurre a tantos otros de mis paisanos, no necesitamos que nadie nos cuente nada, porque lo sabemos de primera mano; lo hemos vivido, aunque afortunadamente me salvé del delirio que sin embargo arrastró a familiares cercanos, tan maketos como yo. Y como el gallego Troitiño.

Y no es que tenga la fe del converso –que también–, sino que, como verán a continuación, entiendo, y perfectamente además, qué pasa por la cabeza de un nacionalista; entiendo con una claridad diamantina qué ocurre en sus cerebros, el porqué, cómo y para qué.

Como diría Baltasar Gracián, vivimos básicamente de información, y esa información que los políticos nacionalistas se cuidan exquisitamente de utilizar para manipular incautos para sus propósitos, se inocula cuidadosamente desde prácticamente el nacimiento. Los poco exitosos folclores musicales vasco o catalán sesgan el pensamiento de los pobres incautos como el flautista de Hamelín a los ratones y… ¡exacto! también a los niños.

Esto sucede porque el cerebro busca lo placentero, y si no lo busca, se recurre al clásico condicionamiento pauloviano, día a día, para generar adicción reforzando mecanismos de recompensa cerebrales, nosotros somos los buenos, y todo lo malo que nos pasa es a causa de los de fuera. Y mediante la música, lo placentero, se tiñe de positivo la realidad percibida, en ese momento y a continuación, como cuando estamos enamoradosen realidad nada relacionado con el amor, sino presas de opiáceos endógenos, lo que apaga o atenúa literalmente las áreas cerebrales de la crítica social, y más en los tan indefensos como lógicamente ignorantes niños que quedan inermes ante la agresión, porque la agresiva realidad no se percibe como una amenaza para la supervivencia sino todo lo contrario, a través de esos cristales sonoros de color rosa. ¿O se habían creído que el rollo de la sardana y las trikitrixas eran algo inocuo?  No, ese espectáculo que vive, como el cine español, exclusivamente de las subvenciones, porque no gusta a nadie, es una estrategia de reforzamiento de la pertenencia al grupo. Pura psicología goebbelesiana. Existen decenas, centenares, seguramente miles de estudios neurocientíficos que demuestran sin lugar a dudas que la información previa sesga el procesamiento cognitivo sin que uno pueda evitarlo en la mayoría de las ocasiones, tanto hacia lo positivo como en este caso, como a lo negativo en el siguiente.

Más tarde, cuando uno ya empieza a tener pelusilla sobre el labio de arriba, las fiestas populares, con sus grupitos musicales afines a los que dosifican el condicionamiento, se encargan de manipular la hirviente testosterona de los aborrescentes, que compiten para ver quién salta más alto y con el puño más prieto con los estribillos: un bote, dos botes, español el que no bote, el Gora Euskadi Sozialista (sí, socialista), Independiente eta Batúa, y consignas turboalimentadoras semejantes –organizados por mentes tan perversas como hábiles–, en una suerte de rito iniciático tribal sin plumas ni taparrabos pero con una estética común, que tiene como objetivo, ni más ni menos, que suscitar émulos del Capitán Trueno o el héroe de turno, para captar la atención de las sobrehormonizadas hembritas con fines procreativos, mediante la exhibición de una anatomía sobresaliente y consecuentemente una capacidad y determinación de defender a muerte a su prole. El que no salta y grita como un energúmeno no se come un rosco, o se lo come con la más fea, obviamente, por lo tanto no mejora la especie si es que logra reproducirse. Música + soflamas políticas + posibilidad de copular = adhesión a las consignas y grupos. Porque los hamelinianos músicos se convierten en creíbles por el mero hecho de que su música sesga la percepción hacia lo positivo, anulándose la todavía precaria capacidad de crítica social…

Ya tenemos dos porqués y cómos para entender el método de forja de la mente extraviada de un nacionalista, de qué forma consiguen generar una férrea pertenencia al grupo: se utiliza la música asociada a las más básicas pulsiones humanas para inocular los mensajes y así generar el apego hacia lo propio –y para esto son útiles también los no vascos o no catalanes, los maketos y charnegos, porque se esfuerzan más aún, estilo mafias hispanas con los candidatos, porque su apellido no lleva ninguna k, tz o ç– y sobre todo el odio hacia el otro, que es lo fundamental, el enemigo del que hay que defenderse o incluso al que hay que atacar preventivamente. Por supuesto, los diecisiete canales autonómicos públicos de radio y televisión soplan sus hediondos vientos en la misma dirección: odiar España y al español por encima de todo… aunque ello implica odiarse a sí mismo. Síndrome de Estocolmo.

 

 

Pero aún faltan algunos ingredientes fundamentales en la preparación de la incomible delicatessen nacionalista. Y no me refiero a Ferrán Adriá deconstruyendo –curiosamente– la tortilla española por todo el mundo, a las embajadas, los ríos de dinero invertidos en traducir hasta el software más desconocido al dialecto del provenzal que se habla en Cataluña, ni tampoco al principal embajador del independentismo catalán: el Barça, que bien a propósito de su lema es más que un club de fútbol –aunque a Messi parece como que se la chufla el asunto, porque se lo puede permitir, miren su pose en la foto– sospechosamente ganador de calle de todo lo ganable, en España y hasta en Europa. Si hubiesen estudiado psicología deportiva o tuviesen un poco de picardía entenderían de lo que hablo, pero no me voy a meter en cenagales futbolísticos ahora.

 

 

La clave del éxito de la estrategia nacionalista: la adaptación

Con todo lo anterior formando parte de la lista de ingredientes de la xenófoba receta, el elemento clave, el más demoledor que utiliza el nacionalismo para sus propósitos –no por nada Goebbels era un nacionalista, y socialista, claro– es la insaciable capacidad de adaptación del cerebro humano. Lo explicaremos más ampliamente.

La característica fundamental y diferencial del cerebro humano con respecto al resto del reino animal y de los mamíferos superiores en particular es que posee una formidable capacidad de adaptarse a todo lo que vive durante un tiempo prolongado, y a partir de entonces lo logrado ya no le satisface, se acostumbra a todo, lo que le impulsa a buscar nuevos objetivos (Adán y Eva expulsados del paraíso).

Igual que Cristiano Ronaldo estaba triste a pesar de ganar un porrón de millones –porque se ha acostumbrado a ser inmensamente rico, aunque tiene otras necesidades como todo hijo de vecino–, las personas normales, y cuanto más por debajo más pero no necesariamente, están hastiadas de sus vidas, de la insoportable monotonía de sus existencias. Pero como no pueden progresar porque no todo el mundo puede ser guapo, rico y exitoso –aunque casi cualquiera presidente del gobierno de España–, se ven imposibilitadas de seguir alimentando esa insaciable gula del cerebro por conquistar nuevas metas, y como consecuencia de la frustración de sus irreales expectativas se les corroen las entrañas.

El hastío, la misma insoportable pero evolutiva huida de la rutinaria cotidianeidad que termina por destrozar matrimonios y familias y que todos en mayor o menor medida padecemos. En regiones no nacionalistas de España este bien alimentado rencor xenófobo antiespañol –sentimientos y emociones enranciados– se canaliza contra los ricos, los empresarios, los excelentes, al más puro estilo Sánchez Gordillo, el Psché Guevara andaluz. O los de Bilbao contra los de San Sebastián, los de Pontevedra contra los de Vigo, los de Gijón contra los de Oviedo, Cercedilla contra Los Molinos… Como si los que vivimos más o menos satisfechos a pesar de todos los pesares tuviéramos la culpa de que el sistema nervioso humano sea afortunadamente tan tendente a la insatisfacción. Los ricos también lloran, y algunos, como Cristina Onassis, se suicidan.

 

 

Pero aún hay más: Los Cerros de Úbeda

Si a esta intrínseca insatisfacción humana añadimos otra curiosa característica del cerebro humano íntimamente relacionada –como todo– con lo anterior, obtenemos el explosivo cóctel cuya onda expansiva lobotomiza funcionalmente el encéfalo de millones de incautos españoles, sean de la región, provincia o población que sea. Me refiero a esa tendencia de la mente a irse por los cerros de Úbeda la mayor parte del tiempo y que da lugar a una maravillosa creatividad en algunos, aquellos que tienen algún objetivo científico, cultural, artístico, empresarial… y al descarrío absoluto en otros. Este ingrediente clave consiste en que la mente divaga casi todo el tiempo libre, y cuando se pierde, normalmente lo hace por los peores vericuetos.

Esto, como es fácil de deducir, incrementa la insatisfacción que proporciona la monotonía vital en un círculo vicioso infinito, sin que uno sepa por qué se siente así de mal. Ya se encargarán los nacionalistas y nacionalsocialistas de explicarte la causa real de tus males, ¿verdad, Arturín Mas?. Debe ser que como no es catalán sino latín, no entienden el Ora et labora, hábil antídoto cristiano contra ese vicio.

 

 

Y más aún: ¿La Endivia?

 

¿Y qué acompaña como guarnición necesaria la bazofia nacionalista? El maridaje perfecto no es con la endivia, sino la envidia.

La envidia es otra característica normal de los cerebros insatisfechos, de los frustrados, mediante la cual una persona se siente mal, inferior, cuando se compara con otros y pierde en la comparación.

Su autoestima se duele porque deben creer que –contra toda evidencia– en Madrit atamos los perros con longaniza y a costa del sudor de su frente; o que los que vivimos satisfechos porque aceptamos la realidad llegamos de maravilla a fin de mes, no nos han embargado nunca una casa, jamás nos han puesto los cuernos, y tenemos un Cayenne Turbo S en el garaje de nuestro chalé en La Finca. ¡No te j***!

 

 

La Navaja de Ockham

¿Ya lo han entendido? Es muy sencillo, tanto que seguro que Ockham me regalaría su famosérrima navaja como premio por haber sintetizado en cuatro ideas un problema tan simple pero que nadie parece entender.

 

El juego del terrorismo cognitivo que nutre la política nacionalista es así de simple: Tú estás insatisfecho no porque esa insatisfacción sea una característica adaptativa humana, sino porque España, los españoles, los ricos, los empresarios o cualquiera que destaque en el resto de España, están conspirando subrepticia o descaradamente para jorobarte la vida. Y si no piensas así, ¡es porque eres un pu** español y te mereces el ostracismo social, el destierro interior! Esa es la amenaza al disidente en Cataluña, el tiro en la nuca en el País Vasco.

 

La perversidad llega al paroxismo cuando esos mismos raZPutines de la política se encargan de destrozar a conciencia la economía y con ella el bienestar de sus gobernados hasta llevarlos al límite de la supervivencia, entre otras razones porque se lo llevan crudo… a Suiza, ¿eh, molt honorables?. Modelo bolivariano, el mejor para convertir al primer productor de petróleo del mundo en un erial.

Además, la buscada reducción del nivel educativo general impide acceder a la formación y la experiencia que posibilitan acceder a la riqueza por méritos propios. No sé si lo sabrán, pero el estudiante vasco medio no sabe lo que significa dos elevado al cubo y los gallegos de la época del bipartito nacionalsocialista lo llamaban ¡¡¡dous o caldeiro!!!. Dos al caldero.

 

dous o caldeiro

 

No se rían, que es verdad, el rollo del idioma es secundario, sólo es el pretexto perfecto para destruir el futuro de la gente y así condenarles a la pobreza a cambio de recibir, como en el Mundo Feliz de Orwell, el soma que se reparte de forma recurrente: nosaltres somos los mejores. Así la envidia, el rencor hacia el otro, a quien delirantemente culpan de todos sus males, llega al extremo del suicidio colectivo o la confrontación armada: la búsqueda de la independencia.

El problema para los atrapados por la estrategia y para los mismos neuroterroristas es que, como suele decirse, los problemas los lleva uno en su propia mochila, y un cambio dé régimen, de nacionalidad, de bandera o de liga de fútbol, no elimina el malestar existencial de nadie permanentemente. Así Cataluña volvió a España voluntariamente, aunque no como hijo pródigo visto lo visto, después de su aventura francesa, donde se dejaron el Rosellón y algún territorio más, aunque ahora el primo de zumosol no es gabacholandia sino la UE. Mientras tanto, como ya no tendrían a España para echarle las culpas, ¿adivinan a qué grupo humano terminarían, si pudieran, recluyendo en campos de concentración y gaseando al estilo de sus correligionarios nacionalsocialistas alemanes? Pues sí, efectivamente, probablemente a usted y a sus hijos si no llevan apellidos catalanes o vascos y tienen la desgracia de no poner tierra de por medio a tiempo. Porque ustedes seguirían siendo los culpables de su insatisfacción. Ésa maldición que paradójica y afortunadamente no se agota nunca.

 

 

Esquema del proceso de nacionalización de la mente humana

nacionalismo

 

 

-Relacionados:

El fin de la era de la tiranía bolchevique 

La regla del 20%. Restaurar el sano equilibrio político en España

 

 

 

 

 

Por si no fuera suficiente, aquí hay más datos acerca de cómo manipular a las personas para convertirlas en nacionalistas. Añadido a posteriori.

 

Los 11 principios de Goebbels aplicados por los independentistas

Principio de simplificación y del enemigo único.
Adoptar una única idea, un único símbolo. Individualizar al adversario en un único enemigo.

Principio del método de contagio.
Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo. Los adversarios han de constituirse en suma individualizada.

Principio de la transposición.
Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan.

Principio de la exageración y desfiguración.
Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.

Principio de la vulgarización.
Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar.

Principio de orquestación.
La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas. De aquí viene también la famosa frase: "Si una mentira se repite lo suficiente, acaba por convertirse en verdad".

Principio de renovación.
Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que, cuando el adversario responda, el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.

Principio de la verosimilitud.
Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sonda o de informaciones fragmentarias.

Principio de la silenciación.
Acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.

Principio de la transfusión.
Por regla general, la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales. Se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.

Principio de la unanimidad.
Llegar a convencer a mucha gente de que piensa "como todo el mundo", creando una falsa impresión de unanimidad.

Anuncios
  1. Gonçal
    25/09/2012 en 13:54

    Hacía tiempo que no veía una muestra de desprecio hacia la condición humana y de autosatisfacción como la que Ud ha hecho, de verdad… Da risa y pena a la vez, y no sé cual de las dos en mayor medida.

    • 27/09/2012 en 01:36

      ¿Condición humana? ¿El nacionalismo es parte de la condición humana? ¿O una condición de determinados individuos? Porque si no me equivoco, y creo que no, porque usted mismo me interpela, yo soy humano y tengo de nacionalista lo que usted de sensato.

      Y sí, le concedo que me siento satisfecho de haber escapado de las recesiva garras que le tienen a usted preso.

      • Gonçal
        28/09/2012 en 10:24

        Su descripción de la adolescencia pone los pelos de punta, así como de la existencia de las personas “normales”… Es espeluznante!

        Más allá de esto, sus consideraciones sobre el nacionalismo los podemos debatir a parte. Pero creo que será muy difícil si Ud me incapacita para pensar por tener en mi nombre una tilde sistinta a la del castellano.

        • 28/09/2012 en 10:57

          Ah ¿que usted no sabe que existen personas que pueden agruparse en lo que se define como normalidad estadística? Supongo que se deberá a que usted es pianista.

          Yo no le incapacito para pensar, los que le incapacitan son los que le dan el pensamiento y los sentimientos hechos para que usted se limite a repetirlos. Usted en ningún momento ha contraargumentado mis argumentos, quizá porque, otra vez, es pianista. Se ha limitado a descalificarlos siguiendo el manual del perfecto “reproductor de consignas”. ¿Quiere un debate sobre los argumentos? Pues venga! Como se suele decir, ¿usted solo? Tráigame a algún experto en neurociencia nacionalista al menos.

  2. Cesar Rios
    28/09/2012 en 18:15

    desde mi ignorancia sobre psicologia y cosas de esas, simplemente como observador y victima del problema , hace años que había vislumbrado casi todo lo que tan acertadamente expone el autor. Tengo que hacerselo llegar a mis familiares afectados que se rien de mi cuando les cuento lo que pienso

    • 28/09/2012 en 21:23

      Nadie es profeta en su tierra, ni lo fue siquiera Jesucristo, así que tú y yo imagínate. Pero me alegro que tu sentido común coincida con la neurociencia y te anime a arriesgarte a las burlas. A mí me pasa lo mismo en mi familia, con honrosas excepciones. Así que mucho ánimo y que te resbale lo que te digan.

  3. Al
    28/09/2012 en 20:12

    Cuando alguien afirma una tontería es fácil señalar la falacia con argumentos, pero cuando uno afirma algo cierto pero molesto no se responde contrargumentando sino soltando exabruptos y tonterías. Como en este caso.

    • 28/09/2012 en 21:25

      Así es, la negación o la descalificación son suficiente evidencia del nivel del interlocutor. Menos mal que por aquí se puede responder pausadamente, porque en directo pueden llegar a enervarme. Gracias por tu visita y tu comentario, espero que tú también divulgues el post, que falta hace.

  4. Manuel
    28/09/2012 en 23:18

    Tan sólo ha faltado otro dato, más prosaico pero no menos cierto y con un análisis quizás más sencillo o no, desde la óptica del poder y de la perdurabilidad en el mismo utilizando, seguramente sin saberlo, esas debilidades humanas que tan bien ha descrito. Enhorabuena

    • 28/09/2012 en 23:34

      Claro, esa es justo la cuestión, celebro que te hayas dado cuenta. Es precisamente el manejo de ese primitivismo en lo que se especializa el nacionalismo. Bueno, y no sólo ellos. Te agradeceré que divulgues el post.

  5. 03/10/2012 en 15:00

    Responder al remitente <manolo>: Los catalanes también hicieron boicot a Leche pascual con el resultado de que esta empresa tuvo que poner una planta con 100 empleados en Cataluña,planta que originalmente estaba pensada para Burgos, lo que quiere decir que 100 empleados han perdido el trabajo en Burgos y 100 catalanes lo han ganado en Cataluña. si el estatuto (como dicen los nacionalistas) lo quiere el 90% de los catalanes quiere decir que 90 de estos empleados catalanes estan a favor de poder vender sus porductos en España y no pagar impuestos sobre los beneficios, razon de mas para no comprar ni un yogur catalán.

    • 12/10/2012 en 23:44

      No lo sabía, pero gracias por la información, seguramente muchos más que yo no tenían ni idea, y por lo tanto no podrían actuar en consecuencia (previa constatación de la información que nos aportas, para ser justos).

  6. Tu puta madre
    07/10/2012 en 07:53

    La verdad ni lo he terminado de leer ni lo pienso hacer, solo queria decirle Goodbye Spain

  7. Fco.Javier
    12/10/2012 en 21:30

    Gracias. Echaba en falta en los seguidores nacionalistas (de cualquier índole/color) una capacidad autocrítica,… pero creía que era un bicho raro por pensarlo.

    • Santiago F. Barrero
      12/10/2012 en 23:28

      Mientras una persona envidia no puede hacer autocrítica. La envidia es un proceso en el que el frustrado culpa al otro o busca en el otro vicios para sentirse mejor, porque se siente inferior en la comparación.

      El sesgo cognitivo negativo que procura esa experiencia tiñe toda experiencia sucesiva del mismo “color” negativo. Por eso se dice que el nacionalismo se cura viajando (a veces) Uno sale por ahí, se da cuenta de que los madrileños no tenemos cuernos ni rabo, se relaja, deja de envidiarnos porque se integra perfectamente (porque en España, excepto en Catalunlla y Vascongadas se integra tó dios, cosa que no ocurre en esas provincias), y entonces puede empezar a hacer autocrítica, porque ese sesgo negativo hacia los madrileños o los salmantinos ha desaparecido o ha trocado en positivo.

      Eso es exactamente lo que me ocurrió a mí, por ejemplo.

      Un abrazo

  8. vds
    15/10/2012 en 23:42

    Para llamar mentirosa a una persona con la desfachatez con la que tú lo has hecho hay que demostrarlo con hechos y argumentos y no tirar la piedra y esconder la mano. Porque lo que da pie a pensar es que es un ignorante que solo sabe insultar al prójimo porque simplemente no piensa como tú.

    • 15/10/2012 en 23:51

      Ein? De qué hablas? A qué conversación te refieres? Eres un troll tocapelotas con varias cuentas de correo para despistar? O simplemente eres idiota? A mí me importa un rábano lo que te dé pie a pensar a ti, so mastuerzo, no sé si no te has dado cuenta. Si quieres debatir, di concretamente sobre qué asunto no estás de acuerdo, se discute y punto. Te ha sentado mal la butifarra o qué? Tómate un álmax, pero forte.

      • vds
        18/11/2012 en 02:14

        ¿Has visto? En un pequeño párrafo ya me has faltado al respeto cuatro veces. Con esto me demuestras la clase de persona que eres. Y por cierto, hablo de tus “magníficas” intervenciones en blogs varios, donde INSULTAS sin ningún tipo de respeto a los autores de los artículos, los acusas de dar argumentos falsos, pero sorprendentemente tú no aportas los supuestos argumentos verdaderos, ¿será porque no los hay? ¿Será porque en realidad el “troll” eres tú? No sé ni cómo puedes tener gente que lea este blog, es penoso.

        • 18/11/2012 en 05:58

          Pero si es que ni sé quién eres ni de qué hablas, tío! Vienes aquí, explotas, te dedicas a levantarme la voz en mi propia casa y quieres que no te mande a escardar? A ver, voy a hacer un esfuerzo y te voy a ayudar, que me has pillado relajado:

          ¿A qué te referías concretamente en tu primer comentario?
          ¿A quién he llamado mentiroso?
          ¿Qué piedra he tirado?

          A ver si me respondes y dejo de pensar que te has equivocado, que te creías que estabas comentando en un foro de Gran Hermano o así.

          Por cierto, la opinión que tengas acerca de mi persona o mi personalidad, realmente me deja en la más absoluta indiferencia, te lo aseguro. Te lo digo para que no te molestes, aunque si quieres, ningún problema, tengo munición suficiente y además me divierte.

          Mira, majo, este blog es para gente exquisita, no para zafios, aunque algún merluzo que otro habrá que venga por aquí, como tú; tengo casi 2.000 visitas mensuales y eso es mucho más de lo que necesito para animarme a seguir escribiendo a pesar de las críticas. No te voy a dar nombres, pero me lee gente muy interesante por su posición, influencia, formación, etc. Así que, de penoso, me temo que nada. Ahí también has pinchado en hueso, lo siento, va a ser que el tonto eres tú.

          • vds
            18/11/2012 en 14:32

            No, no me he equivocado de blog, te he hecho el reproche que merecías y sigues mereciendo, porque veo que vas dejando tu semilla allá por dónde pasas. No mereces en absoluto la pena. Disfruta de tus visitas y de la supuesta gente influyente que dices que te lee, porque es lo máximo a lo que puedes aspirar.
            Pd: y si lo único que sabes hacer para responderme es escribir una ingente variedad de insultos, pues venga…a ver si así me escribes todo el diccionario.

            • 19/11/2012 en 00:51

              Jajajajaja, o sea, que no me vas a contestar, ¿no? Además de tonto, eres un cobarde.

              • Andreas
                24/11/2012 en 11:27

                Esto que es señor Barrero? Su única forma de creerse importante? Se ha leído cuatro libros de divulgación y ya ha decidido que impresionará a cuatro eprsonas con sus teorías? La crisis de los 50 (aunque aparenta más)? Solo un consejo, imagino copiara partes de otros textos ye xpresiones, porque aunque sus “teorías” no serían defendibles en ningún auditorio serio, pueden engañar a alguien sin sentido crítico o ansioso de sentirse parte de algo, el consejo es, si alguien no le da la razón, no empieze a insultar, porque entonces a alguien con dos dedos de frente ya se da cuenta que usted noe s nadie especialmente inteligente o creativo, se define usted rápido, y por ello tiene usted lso seguidores que tiene. Un saludo desde Alemania!

              • Andreas
                24/11/2012 en 11:32

                Por cierto, su presentación es “apabullante”. Diós mío, es usted un “neurogenio” que abre fronteras para els aber universal. Auqnue estudió Educación física e hizo cuatro seminarios. Necesita usted a alguien (si se lo puede permitir ) que le ayude a limar algunas “asperezas” en su presentación e imagen. Y, por Diós, ton experto es usted en procesos cognitivos, conductuales y no entiende lo de la “mujer del César, además de ser digna de respeto, debe parecerlo”? Un saludo, me he levantado noseporque con su Blog y desde luego le he dedicado a usted 5 minutos, no lo hubiera dicho nunca!! Un saludo de nuevo

                • 24/11/2012 en 20:22

                  Y aparte de juzgarme o mejor, prejuzgarme personalmente, algún argumento para rebatir los míos? Tonto de los cojones?

                  • Andreas
                    24/11/2012 en 21:12

                    No ha aplicado usted mi consejo. Le dejo con sus personalidades “importantes” que leen su blog. He perdido 1 minuto más. Aunque será el último. Suerte con sus “investigaciones” e intente con la autohipnosis para abrir su mente.

                    • 25/11/2012 en 00:56

                      Ya entiendo, tú eres de los que se tragaron eso de “abrir la mente” y se te cayó el cerebro por la abertura. Adióoooooos

  9. 17/11/2012 en 23:39

    No había leído este artículo tuyo. Me ha parecido muy razonable, y coherente con otra parte de esa misma realidad que he conocido.

    Tengo claro que se está buscando ahora en ciertos sectores de Cataluña un culpable de sus desdichas. Veo una maniobra curiosa que sectores que deberían estar naturalmente enfrentados (como son los conservadores y la izquierda radical) se muestren tan de acuerdo en quien es el común enemigo y cual es el paso siguiente a dar. La frustración en caso de independencia está garantizada pase lo que pase económicamente.

    También en caso de que CiU opte por imitar al PNV y no se atreva a dar el paso, ante el temor a ser barrida, habrá frustración. Es lo terrible del proceso iniciado.

    • 17/11/2012 en 23:56

      No me puedo creer que no lo hubieras leído todavía! Lleva más de un mes colgado y me he empeñado en que lo leyera mucha gente, pero está claro que no lo he conseguido.

      El caso es exactamente el mismo que la frustración individual, y eso lo saben perfectamente esta cohorte de nazis. ¿No dices tú que se han unido los “conservadores” (se te ha olvidado poner su apellido entero: “conservadores nacionalistas”) y la izquierda radical? Pues ahí tenemos a los hijos de Hitler, ni más ni menos. Alucinante ¿eh?

      La mente funciona así, si las expectativas son frustradas por excesivas, por irreales, provocan frustración. Y ésta, hábilmente manipulada llevó a los nazis de a pie a dejar salir la alimaña que llevaban dentro y apoyar la locura de sus dirigentes. A los catetolanes (porque ser catalán es otra cosa), les llevan por el mismo camino, que esperemos no lleve al mismo resultado.

      Como bien dices, este proceso que se ha iniciado, que tiene su base en la ignorancia y esa frustración, es terrible. A ver cómo lo paramos ahora.

  10. Mexiliado
    18/11/2012 en 13:25

    La razón es el único medio por el que el ser humano puede asimilar la realidad y adquirir conocimientos. Por tanto, el rechazo de la razón implica que se puede actuar contrariamente a los hechos de la realidad.
    Pero para ser nacionalista (o colectivista, estatista, etc.) hace falta algo más: querer ser un ignorante; y no cabe duda de que España está llena de semejantes voluntariosos iletrados: en cuanto ‘detectan’ un artículo como el suyo, les rebosa la espuma hidrofóbica por las comisuras de los labios.
    Saludos.

    • 19/11/2012 en 01:00

      Bueno, Mexiliado, yo he sido como ellos, y por eso me estoy planteando muy seriamente cambiar mis formas, el “Si vis pacem, para bellum”, por un estilo más didáctico. De momento intentemos que cuanta más gente mejor, lea el post. Poco a poco iremos dándoles argumentos que no exciten sus sensibles vísceras y así puedan pensar con más claridad. El miedo bloquea la capacidad de razonamiento y sólo deja paso a ataques como respuesta a lo que se considera un ataque. A un tal Jesucristo le crucificaron y todo, y eso que hizo milagros, así que imagina lo que les pide el cuerpo hacer con nosotros, a los pobres.

      Un día oí decir a Federico Jiménez Losantos que prefería que el PSOE cambiase a que ganase el PP, y fíjate que él aborrece el socialismo. Vamos a ver si ayudamos a estos pobres diablos a pensar, a ver la realidad.

      El tontolculo de VDS es un buen ejemplo de lo que dices, mira que le estoy dando oportunidades de que se explique, pero no hay manera, huye hacia delante para no entrar en el debate. Pero aún así, hay que intentarlo (a ver si llamarle cobarde funciona.

      Gracias por la visita y los comentarios, de verdad.

      • vds
        27/11/2012 en 11:29

        El buen ejemplo de lo que dice el señor Mexiliado eres tú majete. Ya va siendo hora de que se te vaya cayendo la venda de los ojos y te mires al espejo, porque el ladrón cree que todos son de su misma condición y no es así.

  11. Joandegirona
    24/11/2012 en 01:06

    O sea, que los catalanes cruficicaron a Jesucristo, aproximadamente. Provado con el método hipotético-deductivo.

    • 24/11/2012 en 01:08

      Hombre, reducir un asunto tan trascendental al absurdo no dice mucho de tu capacidad de argumentación. Igual es que ya has sucumbido al engaño.

  12. joseangel
    25/11/2012 en 22:59

    Me parece bastante acertado, aunque haya más tela que cortar.

    Por otra parte, 1) creo que merece la pena desarrollar el tema más formalmente, con menos simplificación, y también con otro tono: es cierto que así cumple con quienes se quejan de no entender los nacionalismos regionales españoles (y por extensión debería ayudar a explicar cualquier otro) pero hay más que aportar a quienes han aceptado el adoctrinamiento, se necesita otro discurso para comunicarles el mismo mensaje. Por eso el cine transforma más que los anuncios del gobierno. Y 2) recomiendo evitar la trivialización del término “terrorismo”, denota falta de rigor y debilita la defensa general de la argumentación.

    Una errata, doble negación: “sin que uno no sepa”.

    Enhorabuena, y permíteme proponer aumentar siempre los esfuerzos en logros personales en detrimento del tiempo y la preocupación asociados a la política: media hora al día es bastante para estar informado.

    Ah, supongo que las cancelacíones de cuenta en Twitter tienen que ver con las denuncias de los usuarios más que con opiniones de su personal. Pero especulo.

    • joseangel
      25/11/2012 en 23:00

      “cancelaciones de cuenta en Twitter”

    • 25/11/2012 en 23:11

      Tienes toda la razón, de hecho este era uno de mis últimos post beligerantes, antes de que decidiera adoptar un estilo más didáctico, porque de lo que se trata no es de sanar a los sanos, sino a los enfermos.

      También tienes toda la razón con la trivialización del término “terrorismo” si se usa sin ser reflejo de la realidad.

      Buen ojo, sobra el “no”, así que lo modificaré ahora mismo.

      Seguro que sí, seguro que tiene que ver con las denuncias personales, pero podían mirar un poquito mi historial en twitter y mi media de tweets con respecto a la media general para cerciorarse de si soy un usuario abusivo o si simplemente a alguno le ha sentado mal la sesión gratuita de psicoanálisis; cuando recupere el acceso a la cuenta haré un análisis y lo publicaré, pero por de pronto te digo que de abuso nada.

      No entiendo bien el penúltimo párrafo, en el que me das la enhorabuena.

      Gracias por tus advertencias y tu corrección. Tomo nota.

  13. BATMAN DAMELOuht
    25/11/2012 en 23:49

    Los CATALANISTAS tienen que PEDIR PERDÓN por sus crímenes contra la humanidad.

    Tienen que pedir perdón al mismo pueblo catalán por haberles mentido y lavado el cerebro con 35 años de adoctrinamiento y odio catalanista.

    Tienen que pedirnos perdón a los castellanohablantes por perseguirnos; y tienen que suplicarnos perdón a los catalanes que nos han discriminado por no comulgar con su doctrina fascista.

    Tienen que suplicar perdón a toda España por continuamente insultarla y vejarla.

    Tienen que pedir perdón por culpar a Madrid de sus propios errores, corrupción, incompetencia, mediocridad e ineficacia.

    Tienen que disculparse por catalanizarnos.

    También los catalanistas tienen que rogar perdón a Valencia, Baleares, Sur de Francia, Andorra, Murcia y Aragón, por querer anexarse sus territorios.

    Finalmente tienen que suplicar perdón a la comunidad internacional por haber hecho del victimismo un negocio.

    • 25/11/2012 en 23:53

      Joder, Batman, qué bien lo has resumido! No te falta nada de razón, quizá algún perdón se te ha olvidado, como pedir perdón por robar a nuestros padres y a nosotros mismos, vía impuestos, pero de eso la culpa la tiene la Consti.

      Ayer mismo me decía un amigo que nos parecía un latrocinio que en la edad media los plebeyos tuvieran que entregar a su señor un mes del fruto de su trabajo. Ahora mucha gente entrega ¡seis meses! para que estos señoritos vivan como tales. No sé cómo todavía no se ha montado una revolución y llenado de guillotinas todas las rotondas de España.

  14. joseangel
    26/11/2012 en 00:16

    Gracias por la bienvenida.

    El párrafo del consejo no solicitado nace de mi prevención hacia la política, porque nos obsesiona y no es rentable en felicidad. Al menos, mientras no se emprenda en serio. Lamento haber perdido demasiado tiempo y energía en estas preocupaciones. Sin embargo, nunca me arrepiento de la dedicación al estudio, al trabajo, la salud, las relaciones… muchos campos en los que mejorar, no solo por sus beneficios a corto plazo, cuando los haya, sino por cómo nos cambian a largo plazo, siempre. Aunque atendamos al ruido y la furia del mundo (el show de la prensa, la alarma de nuestros amigos…) evitemos que nos arrebaten el control sobre nuestras prioridades. Seamos más ambiciosos tanto en los grandes propósitos de nuestro enfoque elegido como en los mínimos aceptables en todo lo demás. Examinemos nuestra vida.

    • 26/11/2012 en 00:25

      Pues no puedo estar más de acuerdo, otra vez. Yo le dedico demasiado tiempo a la política, pero cada vez menos, una hora al día más o menos, lo mismo que le dedico a entrenar el cuerpo, a alimentarme, y mucho menos que a trabajar, aunque hay dias…

      Te doy las gracias otra vez, no está de más que me recuerdes cuáles son las prioridades.

  15. 26/11/2012 en 11:57

    Hola compañero,

    Como “maketo” entiendo perfectamente este análisis que haces de la sociedad vasca porque yo he vivido en ella. Su nivel de frustración crece día a día y, al mismo tiempo, no puede ser solucionado por el nacionalismo que la alimenta. Eso provoca un odio exarcebado a España, que no lleva a ninguna parte.
    Siempre me ha intrigado la mente de un nacionalista, pues todo se reduce a una cuestión de sentimiento. Ahora bien, desde la sinrazón sentimentaloide, ¿cómo es posible hacer política y proponer soluciones a los ciudadanos? Si los sentimientos legitiman todo, ¿cómo es posible contraponer discursos coherentes?
    Desde mi blog intento, modestamente, educar a los lectores en autocrítica y capacidad de análisis. No sé si lo consigo pero…
    Un saludo y enhorabuena por tu blog.

    • 26/11/2012 en 14:03

      Jajajaja, tú también eres maketo? Jajajajaja. Mola, eh? Esto de tener la sangre mezclada es estupendo, te libra de amarres que ya quisiera hacer la pitonisa Lola. Bueno, a algunos les funciona, yo tengo familiares batasunos, y llevan apellidos castellanos. Por eso digo que el nacionalismo utiliza la manipulación de las estructuras más básicas y transversales del ser humano: los instintos de superación, de pertenencia y defensa del propio grupo y el rechazo a personas y grupos hostiles a su supervivencia y la de su ADN.

      Te invito a dar cera a la Inteligencia (M)Emocional, que es el caballo de Troya actual contra el sentido común individual y la civilización en general. Seguro que te gusta hacerlo, es fácil desmontar sus falacias, y divertido, aunque a mí me han llegado a producir lástima. A tus alumnos les vendrá bien, y una perspectiva tan formada como la vuestra será nutritiva para el resto, yo incluido.

      Ánimo, compañero y enhorabuena por el tuyo, ya me lo he puesto entre mis favicon

  16. Felix
    26/11/2012 en 13:27

    Hola:

    Vengo rebotado de otro blog en el que había un link al suyo y una vez leído su escrito me ha venido inmediatamente a la mente el recuerdo de mi querido abuelo, QEPD.

    Este, mi abuelo, me decía en mi infancia, que el origen primigenio de todos los males de la humanidad es el ABURRIMIENTO, que cuando la mente humana no esta ocupada en el trabajo y en el desarrollo cultural, el dueño de esa mente se aburre y el tiempo “libre” que no dedica a trabajar y a enriquecerse culturalmente, lo dedica a otras cosas menos provechosas, le da por “imaginar” y termina por liar todo aquello que le rodea y que normalmente son los fundamentos de su propia existencia, los cimientos de su propia felicidad y de cuantos le rodean.

    Cuando uno se ABURRE, le queda tiempo para compararse con los demás, cosa que suele terminar en envidiar todo aquello que las propias limitaciones no le dejan a uno alcanzar cabal y honradamente, le queda tiempo para conspirar contra todo aquel que considera su enemigo, le queda tiempo para, en bastantes casos, llevar a termino esas conspiraciones.

    Que razón tenia mi abuelo, cuanto aburrimiento hay en el mundo, cuanto tiempo y trabajo desperdiciado, cuanta mente “dispersa”, que lastima de humanidad, totalmente perdida en un mar de tiempo desocupado y malgastado.

    Claro, todo esto suponiendo que hablemos de mentes “normales”, luego están las “anormales”, estas hacen lo que hacen por pura y dura estulticia o por pura y dura mala baba, los primeros son tan limitados que, incluso, son incapaces de aburrirse, los segundos tienen el mal tan arraigado en sus enfermizas mentes que, incluso, son capaces de destruirse a si mismos con tal de joder al prójimo.

    Saludos.

    • 26/11/2012 en 13:55

      Hola, Félix, pues yo no lo hubiera dicho mejor que tu abuelo. De hecho es una de las “grandes verdades” que se supone que dijo el mito Siddharta Gautama, “el Buda” para los amigos y noctámbulos madrileños y madridistas, si no la principal. Curioso, porque Buda viene del indoeuropeo, con la misma raiz que “video”, y significa “El que vio” y en el Buda la gente no suele ver mucho a esas horas, sobre todo por lo que lleva encima. Con los seguidores del otro Buda, igual, van tan ciegos de tanta patraña que incluso si se estrellaran contra un muro a cien kilómetros por hora y salvaran la vida, afirmarían que es una demostración de que la realidad es engañosa. Ni se les ocurriría por lo más remoto pensar en las zonas de deformación progresiva, el cinturón de seguridad y el airbag de su coche. Van a lo fácil, estilo Okham, pero en lerdo.

      Tu abuelo tenía razón: uno se aburre, pero como no sabe que no se debe jugar con dinamita alrededor de los cimientos de la civilización, se autoinmola, sí, pero lo peor es que lía la mundial. Yo no les llamaría “anormales”, sino “subnormales”. Malos incluidos, porque el malo es malo porque es ignorante, aunque sea de lo esencial, ignorante de las consecuencias de los propios actos aquí y Allá. Con el pecado va la penitencia, ya sabes.

      Buen día. Si nos dejan. Y gracias por pasarte por aquí.

      • Felix
        26/11/2012 en 14:54

        Hola:

        Bueno Santiago, eso de que los malos son malos por ignorantes es otro de los grandes misterios del universo y sus alrededores, yo personalmente no estoy totalmente convencido de que algunos “malos” no sean “malos” por conveniencia o incluso por “necesidad”, pero bueno, esta es otra historia y seguramente este no es el lugar ni el momento para hablar de ello.

        En mi anterior post se me quedo algo en el tintero, así que aprovechando esta respuesta, incluyo mi olvido.

        Leo en tus respuestas que tienes la intención de modificar tu estilo literario para hacerlo, según tu, más ligero y didáctico, menos acido y más asimilable por determinadas mentes “delicadas”.

        Si me permites, no ya un consejo, no soy quien, faltaría mas, pero si decirte que esas mentes “delicadas” van a seguir sin entender nada, escribas lo que escribas y lo cuentes como lo cuentes, ya sabes, lo que Dios no da…

        Así que no merece la pena que cambies tu estilo, no te enfrentes al eterno dilema de “Góngoras y Quevedos”, tu estilo es el que es, tanto si gusta al que lo lee, como si no y si artificialmente varias tu estilo, desgraciadamente ya no serás tu ni tus escritos, esto será otra cosa y no se yo si realmente eso te merece la pena.

        Saludos.

        • 26/11/2012 en 15:05

          Félix, tienes un blog? pásame el link.

          Tienes razón, los hay que son así de hijos de satanás, pero creo que son los menos, la mayoría se creen sus propias ideas. Mira Zp. Su maldad se basa en su ignorancia y de ahí a “Ellos son los malos porque mataron a mi abuelo”, hay sólo un paso. La ignorancia cede el timón a la víscera. La Inteligencia (M)Emocional.

          Pues me has hecho la pugneta, macho! Ahora que tenía claro (en realidad no lo tenía, la cabra tira al monte) que tenía que modificar mi estilo. Pero tienes más razón que un santo, no puedo escribir de una forma y a renglón seguido de otra diferente, si tengo que cambiar de estilo será poco a poco. Quizá con las “Cartas a Paula” adopte un estilo más suave porque se las escribo a mi hija, pero seguiré repartiendo leña a quien la merezca, no voy a dejar de hacerlo. Gracias por tus observaciones, de verdad.

  17. carlos martinez
    26/11/2012 en 14:44

    Me parece genial. Sólo quedan algunos flecos sin tratar. Como por ejemplo, el papel del clero en todo ese galimatías. Como las ideas cristianas son un impedimento para todo ese plan de atracción de la juventud con música, alcohol, drogas y sexo… el propio clero, afín al nacionalismo, se ha encargado de acabar con la fe entre los jóvenes. Han sustituído el diablo por el estado español, del que proceden todos los males. Y así les ha ido. La iglesia, incomprensiblemente, se ha autodestruído en las regiones con nacionalismos. Previamente hubo de darse un paso necesario, que fue la infiltración del nacionalismo en el clero, pero eso ya es otro amplio tema a tratar.

    • 26/11/2012 en 14:55

      Bufff! Con la iglesia hemos topado! Tienes toda la razón. Conozco bastante de cerca a los jesuitas, relativistas donde los haya. Es la única órden que tiene un voto suplementario: la obediencia al papa. Hay que atarles en corto. Ya se vio con la Teología de la Liberación de lo que eran capaces, y son su ingreso masivo en las filas de la masonería cuando se les expulsó de todas partes. Menos mal que Rouco ha puesto a Munilla a limpiar de curas batasunos las iglesias vascongadas, porque tiene arrestos y las cosas claras.

      De todos modos, si hay infierno, cuenta con que esta gentuza vestida de negro pagará sus culpas. ¿Cuántas veces habrán repetido a sus cada vez menos numerosos fieles aquello de “A Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César”? Pues está claro que no lo han entendido, no se han dado cuenta de que el cristianismo, desde la base, es partidario de la separación entre iglesia y estado. Si no entienden ni a Jesucristo, ¿qué narices van a entender?

  18. Junguer
    26/11/2012 en 18:55

    Lo contrario al nacionalismo es la anarquía ya que la línea entre comunismo y nacionalismo puede ser delgada a pesar de lo que dijera Marx en su tiempo.
    ¿Qué quiero decir con esto?
    Pues que esto es una espiral sin fin.
    El nacionalismo no es ninguna patología, es una ideología que puede ser más conservadora o más izquierdista.

    Generalmente se confunde nacionalismo con separatismo o nacionalismo excluyente.
    El querer la unidad de España también es una forma de nacionalismo, lo que pasa es que no es un nacionalismo excluyente sino integrador.

    Llamando nacionalismo a lo de Cataluña y Vascongadas ya se cae en el error, eso no es nacionalismo, es separatismo, que no es exactamente lo mismo.

    En nacionalismo no es malo, el problema es cuando ese nacionalismo es separatista lo cual le convierte en separatismo, en un nacionalismo excluyente y disgregador.
    El nacionalismo integrador para mí es positivo ya que de lo contrario se caminaría a lo que la élite mundialista nos está imponiendo, la disolución de los estados nacionales en entes autoritarios supranacionales como la UE, ya no hablemos de los reales y cada vez más sólidos planes de gobierno mundial(tan deseados por ese ente lleno de alucinados funcionarios al servicio de la superélite como es la ONU)

    Si a un nacionalista catalan se le llama nacionalista se le da el motivo para que conteste que tu también lo eres, que eres un nacionalista español.

    No son nacionalistas, son separatistas secesionistas, que aunque parecido, no es lo mismo.

    • 08/02/2014 en 21:20

      Un cuatrillón de disculpas, Junguer, se me pasaron tus comentarios. Y como vale más tarde que nunca, ahí va. No sé si a lo que llamas nacionalismo integrador se le podría llamar directamente patriotismo, que es amar a la patria, y si la amas, la defiendes. Como bien dices, es diferente a odiar primero a los demás.

      El problema de esta gente es que teme lo inevitable, la extinción de su lengua y su cultura, y como sabe que están clínicamente muertas intenta mantenerla viva, infructuosamente, a base de recortar libertades a los demás.

  19. Junguer
    26/11/2012 en 18:58

    Por cierto, eso de que te hayan suspendido perfiles en redes sociales y demás es normal , cualquier forma que se enfrente a lo politicamente correcto va a ser perseguida, ya lo es(sea en este tema o en otros, no olvidemos que de LD prescindieron de Pio Moa por no sintonizar con la línea editorial al hablar claro sobre el homosexualismo u otras cuestiones)

    El que no se pliegue a la nueva dictadura orweliana será perseguido y silenciado.

    • 08/02/2014 en 21:21

      Tienes toda la razón, nadie es perfecto, ni siquiera FJL, que debe mucho a Alaska y Mario

  20. Junguer
    26/11/2012 en 19:08

    Otra reflexión más:

    No solo en Cataluña o Vascongadas se adoctrina mediante el control -manipulación-de la información, sino en toda España y occidente aunque sea en otros temas.
    La sociedad está extremadamente mediatizada y encauzada-borreguizada- con tanta red social, tanto movil y tanta telebasura en donde solo se cuenta lo que los amos del sistema quieren que se sepa, debates políticos discutiendo sobre el sexo de los ángeles etc…

    Otra cosa:quien crea realmente que votando tibiezas como PP, UPYD y demás, conseguiran frenar y cambiar algo, lo llevan claro…

    Todo lo que está pasando lo preconizó exactamente Don Blas Piñar en la transición, pero nadie le escucho porque claro, era un”extremista”.

    Que le den a España y a los españoles, tienen lo que votan.

    P.D:Esos tios de gris si que valian y Franco ha sido-por mucho que le joda a quien le joda- el mejor gobernante en España en siglos.

    • 08/02/2014 en 21:23

      Jajaja, qué casualidad, en aquella época en la que escribiste no podríamos decirlo, pero supongo que ahora estarás contento: ya existe VOX

  21. 26/11/2012 en 19:23

    la mente más tarada nazionalista la encontré en la Cuba castrista, en su juventud lavano-cerebral psicopata y paranoica al tiempo. Carnaza del castro-marxismo tirano y demente, con muchos adoradores por el globo, ….complices peperos hoteleros incluidos.

    • 26/11/2012 en 22:51

      Estuviste en Cuba? Yo estuve hace tres años, no de turismo, claro, y menos sexual. Aquello es entrañable si no te sales de los circuitos turísticos, pero si te sales… En la CUJAE, una de las universidades de La Habana, había Wc que llevaban más de tres años sin limpiar, no te doy más detalles porque acabo de cenar. Allí no curra ni el tato. Paradójicamente es el sitio con la economía más liberal que conozco. Al margen de la oficial del cutre-peso cubano, ya sabes, hay una economía real en CUC “por la izquierda”, o sea, en negro, que permite ciertos lujos a los más listos o a los que trabajan en los hoteles.

      Un antiguo piloto de Cubana de Aviación nos hacía de chófer con su fiat cutre proveniente de España, y el muy imbécil, como tú dices, defendía la revolución, y eso que era un privilegiado, además de coche europeo no tenía que tragarse ese transparente e insípido aceite de soja: tenía aceite de oliva.

  22. Infierno de Cobardes
    26/11/2012 en 22:01

    Tengo varias cuestiones: esa malfunción de las mentes nacionalistas….¿porqué se da en España y no en Francia?, ¿sólo se da en mentes bilingües?, ¿porqué son mas extremistas los maketos y charnegos que los naturales del país?, ¿cómo raznoa un maketo?, ¿es una desgracia ser charnego o maketo?.

    Desde luego, en España, hoy día es una desgracia tener que irse a vivir a cataluña….

    • 26/11/2012 en 23:03

      Sí, claro que se da en Francia, en la zona contigua a las Vascongadas, pero son los menos, es una zona poco industrializada y no tienen a quien pedir el “impuesto revolucionario”. Además saben lo que pasa en España, y ya sabes que cuando las barbas de tu vecino veas afeitar…

      Ni bilingües ni leches, yo tengo una prima con apellidos castellanos que no habla vasco y la pobre decía que quería tener hijos para que lo hablasen. Pobrecilla.

      El maqueto o el charnego, por la experiencia que yo tengo, se tiene que esforzar más para pertenecer al club. Fíjate que yo me fui de allí hace treinta años y todavía me acuerdo del “eusko gudariak”. El delirio de convertirse en héroe es un atractor muy poderoso para un desorientado y/o frustrado. Las fiestas populares, y no hablo de Hernani, sino de barrios de emigrantes de San Sebastián (Herrera, Alza, La Paz, Trincherpe…), están infestadas de consignas, que si Carrero voló, que si que se vayan a Valladolid… La cosa ha llegado al punto de que el look batasuno se ha convertido en la imagen oficial de todo hijo de vecino. Eso sí, visten de Decathlon porque allí el Grupo Mondragón no tiene un Zara y comprar en las tiendas españolas como que no mola. Las tías, claro, tienen una pinta de chicazo que se te baja la pilila al instante.

      El peor insulto, en mi época, era “manchurriano”, “extremeño” o “cacereño” Con eso te lo digo todo. Como para no querer integrarte en la “élite” del RH negativo!

  23. Infierno de Cobardes
    26/11/2012 en 22:02

    No es raznoa, es razona.

  24. 13/01/2013 en 18:26

    Gracias por esta entrada. Hacía tiempo que no leía algo que me hiciera sentir tan inteligente.

  25. 13/01/2013 en 18:30

    Sólo que no entiendo muy bien el adjetivo de la última frase.

    ·Porque ustedes seguirían siendo los culpables de su insatisfacción. Ésa maldición que paradójica y afortunadamente no se agota nunca”

    Por qué dices “afortunadamente”? No sería deseable que el vacío existencial se resolviera?

    • 14/01/2013 en 12:02

      Sin esa insatisfacción, (la misma que sufrieron Adán y Eva según el mito bíblico) seríamos como los demás animales. ¿Para qué salir de la cueva si estamos satisfechos en ella? La insatisfacción esencial nos impulsa a evolucionar.

      • 14/01/2013 en 12:13

        Gracias, buena respuesta.
        Anoche pensaba en el budismo, esa “religión”, que invita al hombre a no desear nada, a no necesitar nada ( más que un poco de alimento y unos tragos de agua) No es animalidad lo que predican sino el nodeseo. En este caso a la iluminación se llega por la supresión de necesidades “humanas”. No se llega a ser entonces más que un animal o un hombre a través de la eliminación de la insatisfacción?

        Sé que es una pregunta que quizá no tenga respuesta, lo que la invalida como pregunta. Así que siéntete libre para no contestarla.

        • 14/01/2013 en 13:02

          Claro que tiene respuesta, y muy sencilla. El budismo y el hinduísmo en general preconizan la “salvación” a través del esfuerzo individual, sea en su vertiente bhakti, raja, gnana, hatha… Y claro, la gente dedica su vida a esa tarea prioritaria de escapar del círculo de las reencarnaciones. Claro, no trabajan.

          El mundo civilizado, el cristiano, el protestante en particular, tiene una cosmovisión diferente, porque el cristianismo preconiza que la salvación sólo es posible a través de la fe en Jesucristo, no depende de nuestro esfuerzo (“Hágase Tu voluntad”). Así que, salvados por la fe, por la Gracia, podemos dedicarnos a trabajar, a pensar, a crear, a disfrutar, a equivocarnos, a tropezar… Caos generador.

          Así de sencillo, como le gustaría a Ockham.

  26. 13/01/2013 en 19:31

    Perdón, el adverbio.

  27. Juanjo
    06/05/2013 en 04:22

    Muy bueno, de verdad. Lo más increible y que no menciona es el efecto que esa política formativa consigue en gente que en principio son el objeto del odio. En este caso me refiero a los aficionados del barcelona del resto de España. Obviamente soy seguidor de otro equipo, pero conozco a mucha gente fanática del barcelona, algunos incluso ultra nacionalistas con caída hacia la extrema derecha y te sueltan cualquier divagación mental cuando les preguntas por cualquiera de los vaciles de gente de ese club, con tal de justificarlo. Es como si esas tácticas de alterar la realidad fueran contagiosas.

    Hoy hablaba con uno de estos, respecto a un encontronazo que tuve hace no mucho con un individuo en Gerona(y que acabo regular) y me ha saltado directamente que también te puedes encontrar con un vacilón en Madrid. Le señalo que ha olvidado que el ataque del gerundense se produjo exclusivamente por ser Español, hay un filtro y un objetivo claro en el caso del catalán. Y después de media hora me ha vuelto a pedir que se lo contara, ha ver si “lo entendía bien”. Un toledano intentando justificar el comportamiento injustificable de un catalán contra un amigo de toda la vida, solo motivado por el lio mental que tienen que tener en la cabeza tras años de tragar los vaciles de su amado club. Curioso no?

    Me preocupa la gente de este país y lo que tiene en la cabeza, esto no tiene pinta de acabar bien.

    • 07/05/2013 en 13:26

      Muy halagado, Juanjo.

      Cierto, es de locos, a veces me pongo nervioso pensando en cómo es posible que la gente sea tan estúpida, pero después de conocer la frase de Gracián: “Tonto es el que lo parece y la mitad de los que no lo parecen”, me quedo más tranquilo, porque debe haber sido así a lo largo de toda la historia del ser humano. Me queda el consuelo de poder contribuir a hacer que esa inmensa mayoría de lerdos algún día vea la realidad y la pugna entre centro izquierda y centro derecha sea deportiva. Pero no deportiva tal y como refieres, sino en sentido de “que gane el mejor” sin más trampas que una inocua zancadilla de vez en cuando, sin 23F’s, 11M’s, nacionalismos, ni nada parecido.

      Mientras tanto, toca aguantarse y hacer algo

  28. Enric Sánchez Tarroja
    06/10/2014 en 10:39

    El mon esta ben i ben fotot

    • Miguel
      06/10/2014 en 13:06

      Cert, Enric. M’he quedat sense paraules.

  29. Caracol
    06/10/2014 en 21:45

    Soy psicólogo y la manipulación con la que tratas los conceptos y procesos psicológicos es patética y lamentable. Además el artículo está lleno de faltas de respeto, lo que te define como persona.

    Cuando aprendas los que es ciencia y también a tratar con respeto a tus semejantes, serás digno de escribir sobre alguna cosa. Entretanto, tómate un descanso.

    • 07/10/2014 en 00:19

      Empezar con una falacia de autoridad no dice demasiado bueno del resto de tu argumentación. Enhorabuena, eres psicólogo, ¿y? ¿Has leído “Falacias de la psicología” de Rolf Degen?

      Respeto significa mirar hacia atrás, en la biografía de una persona, con el objeto de comprobar si merece una especial consideración. Ya veo que en la facultad de psicología no te enseñaron eso. El resto de personas merecen consideración en tanto que seres humanos, no necesariamente respeto o no en todos los ámbitos.

      Si no estás de acuerdo con algún concepto expuesto, lo criticas y punto, las descalificaciones gruesas no dicen mucho de tu capacidad intelectual, psicólogo.

      Afortunadamente no necesito tu aprobación personal ni para escribir, que es lo que realmente te gustaría ¿eh, psicólogo?

    • 22/01/2016 en 23:51

      Caracol, no es que seas jili-pollas, es que nunca supiste lo que es un jili ni unas po…. .

  30. LaVerdadOfende
    16/01/2016 en 16:01

    Reblogueó esto en Verdades que ofenden...

  31. Jaimito de Charnegóbil
    22/01/2016 en 22:34

    Soy charnego. Amigo, tiene usted razon EN TODO. Jj

  32. LoObolopez
    18/04/2016 en 13:11

    Buffff,durará Santiago,el común lanar,llámese Colaú de pura cepa catalana,o Rufián,nuevo adalid de la charnegueria andante de carácter separata o el ïnclito argentino teniente de alcalde de Barcelona y demás tropas de la cup y coletaris varios,sustituyen a la burguesia trincona y rancia que ha alimentado al monstruo.

    • 26/04/2016 en 14:24

      Bueno, no os quejéis tanto, que aquí en Madrit tampoco es que vayamos sobrados de neuronas, jajaja. Y no te falta razón en lo que dices al final, aunque ya puestos a que “nos trinquen”, prefiero a los que, además, no se cargan España.

  1. 15/09/2015 en 19:19

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: