Archive

Archive for the ‘inteligencia artificial’ Category

La Mente Humana y la Inteligencia Artificial (1)

Resultado de imagen de cómo funciona la mente

 

Comprender qué es la mente parece difícil, pero no lo es. Para lograrlo conviene asumir que no es algo sólido o consistente como el cerebro o las neuronas, sino un ente abstracto, inmaterial. En pocas palabras, la mente humana es una propiedad emergente continua de la interacción constante entre el contexto y el cerebro.

Puede parecer que esta definición es una huida hacia adelante, porque en lugar de explicar el concepto se recurre a añadir una complejidad nueva, por lo que conviene recurrir a la comparación: existen innumerables ejemplos de propiedades emergentes, como la fauna y la flora, que son propiedades emergentes de la interacción entre el cielo y la tierra; o la enfermedad, concretamente la gripe, que es propiedad emergente de la interacción entre virus y animales. El propio universo material es propiedad emergente de la caótica interacción entre las infinitas partículas sometidas a ciertas leyes, instante a instante, y más aún, todo el universo es propiedad emergente de lo que había en el instante primero del Big Bang.

Leer más…

Las posibilidades reales de la Inteligencia Artificial

El robot pensador de Rodin

el robot pensador

 

Pensado ya desde todas las perspectivas posibles a mi alcance, y concluyendo coherentemente la imposibilidad de lograr desarrollar sistemas sintéticos dotados de Inteligencia Artificial similares a los humanos tal como prometen ciertos personajes, empresas, y medios de comunicación (hasta DARPA afirma que no existe ningún sistema inteligente), sería propio de un simple crítico no postular, hasta donde aconseja la prudencia, mis ideas de cómo lograr el único tipo de artefacto sintético relativamente pensante que concibo posible.

No vamos a tratar aquí de esa parte de la AI enfocada al reconocimiento o generación de imágenes, sonidos, etc., que es a lo que suelen referirse implícitamente –sin manifestarlo explícitamente, para mantener así creciendo la burbuja, sino de emulación de la interacción de igual a igual entre humanos, que es el máximo rendimiento posible en el reino animal. Las imágenes mentales que tenemos hoy en día son lo que conocemos genéricamente como robot (artefacto autómata programable) o bot (software), que es de lo que vamos a tratar, y que puede dar lugar a diferentes tipos, como ChatBots, CoachBots, SparringBots, etc., en función de las aplicaciones concretas en que se usen, aunque posteriormente sea posible unificarlos.

Nos vamos a referir exactamente al significado real de Inteligencia Artificial: sistema sintético capaz de manejar y pensar información con criterios de eficiencia adaptativa.

Leer más…

¿Es posible una Inteligencia Artificial igual a la humana?

Pasando por alto que el concepto inteligencia está mal comprendido y por lo tanto mal utilizado (me recuerda con sorna un amigo tuitero que inteligencia es lo que miden los test de inteligencia), podemos hacer un ejercicio de imaginación para darnos cuenta de que el empeño de producir mentes humanas totalmente sintéticas es un imposible, y que la única posibilidad de lograr replicar la mente humana es mediante la concepción y crecimiento a través de procesos caóticos desde lo simple –dos células con su ADN, donde cabe más información que en un camión lleno de ordenadores– a lo complejo, de un nuevo ser humano de carne y hueso.

 Resultado de imagen de coma

Leer más…

The NeuroScammers – Los NeuroEstafadores

Como dice la canción infantil, al olor de la sardina, el gato ha resucitado. Y al calor de este momento de la historia, de las montañas de dinero que se están invirtiendo en el fenómeno neuro-lo-que-sea, un ejército de personajes de dudosa moral y escaso éxito profesional –en realidad los mismos de siempre– se afana en seducir inversores para venderles sus delirantes ungüentos mágicos, montados en sus estrafalarios carromatos de neurocharlatanes. Nada nuevo bajo el sol.

 

Resultado de imagen de charlatán de feria

Elon Musk ha comprado la fábrica

 

Los mismos que son incapaces de comprender la mente, los mismos que no se sonrojarán diagnosticando a su hijo de usted con un TDAH para venderle a continuación un DVD rotulado a bolígrafo con sonidos de sincronización interhemisférica (o lo que sea) a 40 euros la pieza, o una pastilla para tener sedada a la criatura todo el día, ahora prometen a incautos inversores un sistema revolucionario para desarrollar hasta un límite inimaginable las potencialidades de la mente humana. Para convertirle a usted en superman, a su esposa en superwoman, a su jefe en superlíder y a sus hijos en superkids. El último incauto en morder el anzuelo ha sido el famoso Elon Musk, de sobra conocido por sus coches Tesla, sus baterías domésticas, sus techos solares, su HiperLoop y su SpaceX.

Estos neuroembaucadores, como digo absolutamente ignorantes de cómo funciona el cerebro y cómo surge la mente, debieran al menos saber dos o tres cosas acerca de un asunto tan trascendente como el desarrollo de las habilidades mentales, porque el debate aquí no es tan relativamente inocuo como tecnificar aulas del colegio, desarrollar plataformas digitales para mejorar eso que llamamos erróneamente educación, o darle la profunda y rigurosa pensada que necesitan el coaching y demás inventos new age, sino enredar en los sesos de personas. Enredar en los sesos de personas a las que se estaría engañando miserablemente y, además, poniendo en serio peligro su salud física y mental. Pero sin mensajes dramáticos de advertencia como en el caso del tabaco.

¿Y qué es lo que deberían saber estos timadores neurotech?:

 

Leer más…